Quantcast
El Tiempo Latino
8:15 a.m. | 33° 11/24/2017

Inmigrantes inician nueva fase de protesta con resistencia civil y huelga de hambre


Los activistas han radicalizado la manifestación al planificar su detención frente a la Casa Blanca para rechazar el posible fin del TPS y DACA

Ricardo Sánchez-Silva | 8/16/2017, 3:40 p.m.
Inmigrantes inician nueva fase de protesta con resistencia civil y huelga de hambre
Luego de una concentración frente a la Casa Blanca, inició la marcha por los alrededores | Ricardo Sánchez-Silva

Un grupo de 25 líderes comunitarios e integrantes de las organizaciones CASA y United We Dream, fueron detenidos el martes 15 de agosto frente a la Casa Blanca en Washington DC, como parte de una nueva fase de protesta en defensa de la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés) y el Estatus de Protección Temporal (TPS).

Desobediencia civil

La acción fue planificada como rechazo al posible fin del TPS y DACA, luego de cinco años de beneficio para los jóvenes soñadores de este último programa, que pudieron acceder a becas para educación, licencias de conducir y mejores empleos. Es decir, un estatus legal temporal en el país, ahora en peligro de extinción gracias a la exigencia hecha por el fiscal general de Texas, Ken Paxton - junto a procuradores de nueve estados - al presidente Donald Trump para que cancele el plan antes del 5 de septiembre o de lo contrario, ejercerán acciones legales en las Cortes correspondientes.

Entre los líderes detenidos se encuentran la delegada estatal de Maryland, Anasol Gutiérrez, el director Ejecutivo de CASA, Gustavo Torres, el candidato a la gobernación de Maryland, Benjamin Jealous y el congresista demócrata, Luis Gutiérrez, quienes acompañaron a los soñadores y además aprovecharon la oportunidad para rechazar enérgicamente la probable llegada del TPS a su final.

“Respetuosamente pedimos que el Secretario de Seguridad Nacional que elimine gradualmente el programa DACA, anule el memorando del 15 de junio de 2012 y ordene que la rama Ejecutiva no renueve ni emita nuevos permisos en el futuro”, reza parte de la carta abierta enviada a Trump por los funcionarios republicanos ultraconservadores a finales de junio.

La protesta

A pesar de la lluvia, una manifestación de cientos de personas inició frente a la Casa Blanca alrededor de las 11.30 am. Entre tambores y consignas, inmigrantes de diversas nacionalidades gritaron a la administración del magnate republicano que no permitirán quedarse sin DACA, ni mucho menos el TPS. Las acciones de calle fueron planificadas en todo el territorio nacional a lo largo de 53 ciudades, que también alzaron sus voces.

Al finalizar la concentración, los manifestantes se organizaron e iniciaron un recorrido a través de las calles aledañas en compañía de líderes comunitarios, tal como Torres, quien antes de ser apresado informó que hoy se inicia también una huelga de hambre hasta el 5 de septiembre. Con estas acciones más radicales, esperan llamar la atención de las autoridades y ejercer mayor presión.

“Estamos marchando por el TPS y el DACA para nuestras familias. Es bien importante que estemos unidos. Un millón cien mil personas se benefician de esto y pudieran quedar indocumentados, así que empezamos hoy, pero vamos a continuar hasta que logremos que ambos se extiendan. Lo único que le prometemos a la comunidad es que seguiremos luchando”, declaró Torres.

Activistas locales también aprovecharon la oportunidad de rechazar los hechos de violencia generados en Charlottesville, Virginia, donde una persona falleció y 19 resultaron heridas el sábado 12 de agosto, cuando un vehículo arrolló a una multitud que protestaba en contra de una marcha de ultranacionalistas, quienes defienden la supremacía de los blancos.