Quantcast
El Tiempo Latino
12:15 a.m. | 26° 12/16/2017

ACLU critica la prohibición temporal de protestas del gobernador McAuliffe


La asociación en Virginia calificó la orden ejecutiva de "constitucionalmente sospechosa".

Jenna Portnoy | The Washington Post | 8/22/2017, 3:16 p.m.
ACLU critica la prohibición temporal de protestas del gobernador McAuliffe
El gobernador de Virginia, Terry McAuliffe, en una conferencia de prensa después de la misa dominical en la Primera Iglesia Bautista en Charlottesville, Virginia, el pasado domingo. | Evelyn Hockstein — Para The Washington Post

La Unión Americana de Libertades Civiles de Virginia calificó de "constitucionalmente sospechosa" la orden del gobernador Terry McAuliffe de bloquear temporalmente las protestas en la estatua confederada del general Robert E. Lee en Richmond.

La declaración se produce tres días después de que McAuliffe emitiera una orden ejecutiva prohibiendo las manifestaciones públicas en el monumento, citando preocupaciones de seguridad después de que estallara la violencia en una reunión de blancos nacionalistas en Charlottesville.

El gobernador dijo que no se permitirían protestas en la estatua de Lee durante tres meses para permitir que un grupo de trabajo redactara regulaciones que permitirían protestas de manera pacífica.

La estatua Lee - una representación de bronce de Lee en su caballo que mide 21 pies de altura y está montado en un pedestal de granito de forma oval de 40 pies de altura - se encuentra en la rotonda a lo largo de Monument Avenue, un gran bulevar en un barrio residencial forrado por otros cuatro estatuas confederadas. La estatua fue dedicada en 1890.

Claire Guthrie Gastañaga, directora ejecutiva de ACLU Virginia, dijo que las preocupaciones por el miedo o la seguridad no deben disminuir el compromiso con los derechos básicos, incluida la libertad de expresión, garantizada por la Constitución.

"Es una triste realidad de este momento que casi cada protesta conlleva un riesgo de violencia", dijo en un comunicado. "No podemos permitir que el miedo y el odio nos lleven a abdicar el estado de Derecho o a moderar nuestra lealtad a los principios constitucionales básicos. No podemos permitir que el gobierno use las consideraciones de seguridad como una delgada línea para restringir a lo largo y ancho nuestro discurso u otras actividades expresivas en espacios públicos".

Sin embargo, la ACLU no está planeando una demanda en este momento, dijo Gastañaga.

McAuliffe ha dicho que no tiene la intención de infringir los derechos de libertad de expresión y de reunión de la Primera Enmienda. Más bien, él quiere proteger a los residentes y potenciales manifestantes de cualquier cosa como los disturbios de Charlottesville, dijo.

Además de la mujer, Heather Heyer, asesinada por un vehículo que golpeó a una multitud en la protesta de Charlottesville, el piloto y soldado de la policía del estado de Virginia Berke M.M. Bates y el teniente H. Jay Cullen murieron patrullando el área desde el cielo. McAuliffe los conocía bien y habló en sus funerales.

El gobernador dijo que parte de la culpa de la violencia del día recae en ACLU, que había demandado con éxito bloquear la ciudad de Charlottesville para que moviera la protesta de un pequeño parque del centro a un parque más grande donde las autoridades sentían que podían ejercer un mejor control de las masas.

Brian Coy, portavoz de McAuliffe, dijo que la prohibición de las protestas en el monumento Lee en Richmond era necesaria para "permitir a los funcionarios públicos absorber las lecciones de Charlottesville y tomar decisiones informadas, justas y consistentes para permitir el ejercicio de la libertad de expresión de una manera que mantiene personas y bienes seguros".