Quantcast
El Tiempo Latino
7:35 a.m. | 62° 10/23/2017

Los votantes de Virginia están divididos en cuanto a la culpa de la violencia de Charlottesville y quieren que las estatuas de Confederados se mantenga.


Encuesta a votantes de Virginia muestra división en cuanto a la culpa de lo ocurrido en Charlottesville

Fenit Nirappil | The Washington Post | 8/24/2017, 3 p.m.
Los votantes de Virginia están divididos en cuanto a la culpa de la violencia de Charlottesville y quieren que las estatuas de Confederados se mantenga.
¡Gritando "las vidas blancas importa!" Y "¡los judíos no nos reemplazarán!" cientos de neonazis y supremacistas blancos llevaron antorchas a través del campus de la Universidad de Virginia el 11 de agosto de 2017. | photo for The Washington Post by Evelyn Hockstein

Por una pequeña mayoría, los votantes de Virginia creen que los monumentos de los Confederados deberían quedarse en propiedades públicas, y están divididos con respecto a quien culpar por los actos violentos que se produjeron durante una manifestación de nacionalistas blancos, de acuerdo a un nuevo sondeo.

Después de las protestas mortíferas del 12 de agosto en la que los supremacistas blancos se oponían al plan de Charlottesville de remover la estatua de Robert E. Lee del parque central, residentes y líderes políticos alrededor del país han estado debatiendo acerca de la ubicación de estatuas de la Confederación en lugares de propiedad pública.

Virginia tiene mas de 200 estatuas de Confederados, se cree que la mayor cantidad que hay en un estado.

En los días siguientes a los hechos violentos, la cual dejó un muerto y mas de una docena de heridos, el Gobernador Terry McAuliffe y otros Demócratas de Virginia, han llamado a que los monumentos de la Confederación sean reubicados al museos. El Republicano Ed Gillespie, quien está compitiendo con el Demócrata Ralph Northam para suceder a McAuliffe, quiere mantener las estatuas pero agregarles contexto histórico.

Una pequeña mayoría de los votantes de Virginia - 51 por ciento - quiere que la estatuas se mantengan en propiedades públicas, mientras que al 28 por ciento les gustaría que se removieran, de acuerdo a una encuesta publicada el martes por MassInc.

Una mayoría - 52 por ciento - de los votantes encuestados también consideran que los monumentos son parte de la herencia sureña, mientras que solo un 25 por ciento creen que las estatuas son símbolos de racismo.

Los Republicanos favorecen ampliamente la preservación de las estatuas, y una mayoría de independientes coinciden con ellos. Solo una pequeña mayoría de Demócratas quieren eliminarlas.

Los votantes no blancos estuvieron divididos con respecto a si lo monumentos representan herencia o racismo, pero favorecieron quitarlas por un un margen de 15 por ciento.

Los votantes estuvieron divididos en cuanto a quien fue mas responsable por la violencia de Charlottesville, con 40 por ciento culpando a los nacionalistas blancos que se encontraban marchando, un 41 portento culpando tanto a los nacionalistas blancos como a su contraparte de manera igualitaria.

Los resultados mostraron una división en los partidos: cerca de dos tercios de los Republicanos culpaban a ambas partes, mientras que una proporción similar culpaba a los nacionalistas blancos. Los independientes se inclinaron a culpar a las dos partes, con 42 por ciento sosteniendo ese punto de vista y 36 por ciento culpando la los nacionalistas blancos.

Sin embargo, la encuesta sugiere que la respuesta difusa del Presidente Donald Trump frente a la violencia - inicialmente criticando la violencia “de muchas partes” sin explícitamente condenar el odio de los grupos involucrados, luego denunciando a estos grupos y luego volviendo a culpar a ambas partes - hicieron que se voltearan votantes que normalmente hubiesen estado de acuerdo con él.

Mas de la mitad de los votantes de Virgina desaprobaron - la mayoría de manera fuerte - la manera en la que Trump manejó los eventos en Charlottesville, incluyendo un quinto de los Republicanos. El 30 por ciento de los votantes aprobaron su respuesta.

Los resultados de la encuesta fueron casi idénticos a los de la encuesta de The Washington Post-ABC News, que encontró que el doble de los estadounidenses desaprobaron la respuesta del presidente frente a lo ocurrido en Charlottesville.

Alrededor del 41 por ciento de los votantes de Virgina aprobaron la manera en la que McAuliffe manejó lo ocurrido en Charlottesville, la mayor crisis en sus casi cuatro años en el cargo, mientras que el 27 por ciento desaprobó su respuesta.

MassInc. realizó la encuesta a 508 votantes de Virginia entre el 15 y el 19 de agosto. Los resultados tienen un margen de error de mas o menos 4.4. puntos porcentuales.