Quantcast
El Tiempo Latino
7:35 a.m. | 62° 10/23/2017

Para los inmigrantes indocumentados de Houston, la tormenta Harvey es sólo el último desafío


La devastación del huracán Harvey viene pocos días antes de que entre en vigencia una ley estatal contra las ciudades santuario.

Maria Sacchetti | The Washington Post | 8/28/2017, 4:07 p.m.
Para los inmigrantes indocumentados de Houston, la tormenta Harvey es sólo el último desafío
El centro de Houston bajo la lluvia y las nubes el domingo. El aumento de las aguas del huracán Harvey empujó a miles de personas a los techos de las casas o a un terreno más alto. | Jabin Botsford — The Washington Post

Entre las posibles víctimas del huracán Harvey hay cientos de miles de inmigrantes indocumentados que viven en Houston y en otras partes de Texas.

La tormenta está devastando la región apenas días antes de que una nueva ley estatal contra ciudades santuario entre de forma inminente en vigencia. Los defensores dicen que presenta un conjunto completamente nuevo de desafíos para una población que ya está tambaleándose en un estado ya alterado y la aplicación de las leyes federales de inmigración.

Mientras el huracán se avecina, las autoridades federales y el gobernador de Texas, el republicano Greg Abbott, dijeron que los inmigrantes indocumentados deben buscar refugio de la tormenta y las inundaciones crecientes. En una declaración conjunta, las agencias de Inmigración y Control Aduanas de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés) y Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) dijeron que no atacarían a los inmigrantes indocumentados en los sitios de evacuación, refugios o bancos de alimentos, y darían prioridad a las actividades de "salvar vidas" y lo que sigue después.

Pero Oscar Hernández, un organizador de la comunidad con United We Dream en Houston, dijo que sabía de inmigrantes indocumentados en el área de Houston que tenían miedo de buscar ayuda en los refugios y estaban yéndose con vecinos. Otros están preocupados perder sus casas o sus pertenencias en las inundaciones.

"Todos tenemos miedo", dijo Hernández.

Un hombre monta su bicicleta a lo largo de Mercury Drive en Houston durante la tormenta tropical Harvey.

Un hombre monta su bicicleta a lo largo de Mercury Drive en Houston durante la tormenta tropical Harvey.

Houston es la cuarta ciudad más grande de Estados Unidos y una de las más diversas. Su área metropolitana, que incluye la ciudad y los suburbios circundantes, tiene la tercera mayor población de inmigrantes no autorizados en el país, unas 575.000 personas, según un informe de este año del Centro de Investigación Pew. Los inmigrantes no autorizados representaron el 8,7 por ciento de la población del área metropolitana a partir de 2014, más del doble del promedio nacional.

Los defensores dicen que las inminentes medidas de Texas contra la inmigración ilegal ya ha puesto a muchos de esos inmigrantes en la sombra, y posiblemente, fuera del estado.

El viernes, Texas prohibirá oficialmente las ciudades santuarios, amenazando a los oficiales de policía locales con tiempo de cárcel y funcionarios de la ciudad con la pérdida de sus puestos de trabajo si no ayudan a deportar a los inmigrantes. La nueva ley está siendo impugnada en la corte por Houston y un número de otras ciudades y localidades.

Texas también lidera una coalición de 10 estados que amenazan con demandar al Presidente Trump si no actúa antes del 5 de septiembre o el mismo día para comenzar a eliminar gradualmente el programa de Acción Diferida por Llegadas durante la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés), un programa de la era Obama, que ha suspendido la deportación a casi 800.000 inmigrantes indocumentados.

Hernández, quien tiene protección por el programa DACA, dijo que muchas familias inmigrantes en Texas temen un aumento en persecución por el perfil racial, detenciones y deportaciones en el estado una vez que la ley entre en vigencia.