Quantcast
El Tiempo Latino
11:22 p.m. | 49° 10/18/2018

¿Por qué el abuelo tiene que tomar tantos medicamentos?


Es la otra epidemia de medicamentos recetados en los Estados Unidos.

Sandra G. Boodman | Kaiser Health News | 12/15/2017, 12:23 p.m.
¿Por qué el abuelo tiene que tomar tantos medicamentos?
Alrededor del 15% de las personas mayores que buscan atención médica han sufrido al menos un problema vinculado a su medicación | PEXELS

Es la otra epidemia de medicamentos recetados en los Estados Unidos.

Durante décadas, los expertos han estado advirtiendo que los adultos mayores toman demasiadas drogas innecesarias, generalmente recetadas por múltiples especialistas, por razones cuestionables o desconocidas.

Los investigadores estiman que el 25% de las personas de entre 65 y 69 años consumen al menos cinco medicamentos recetados para tratar condiciones crónicas, una cifra que aumenta a casi el 46% entre los 70 y 79. Los médicos dicen que no es raro encontrar pacientes que toman más de 20 medicamentos para tratar el reflujo gastroesofágico, enfermedades del corazón, la depresión, el insomnio y otros trastornos.

A diferencia del uso excesivo de analgésicos opioides, este problema –llamado en la jerga médica “polifarmacia” – ha generado poca atención, a pesar que sus peligros están bien documentados. Algunos médicos están trabajando para revertir esto.

Alrededor del 15% de las personas mayores que buscan atención médica han sufrido al menos un problema vinculado a su medicación; en la mitad de estos casos, se cree que la complicación era potencialmente prevenible. Estudios han relacionado la “polifarmacia” con muertes innecesarias. Los pacientes mayores, quienes suelen tener dificultad para metabolizar las drogas, tienen más probabilidades de sufrir mareos, confusión y caídas. Y los efectos secundarios de un remedio con frecuencia se malinterpretan como un nuevo problema, lo que provoca más drogas, un proceso conocido como “cascada de recetas”.

El camino hacia el uso excesivo puede ser gradual: a un paciente que toma un medicamento para bajar la presión sanguínea se le hinchan los tobillos, por lo que el médico le receta un diurético. El diurético causa una deficiencia de potasio, lo que resulta en un medicamento para tratar el bajo nivel de este mineral. Pero eso desencadena náuseas, que se tratan con otro medicamento, lo que genera confusión, que requiere otro fármaco.

Para muchos pacientes, los problemas surgen cuando son dados de alta del hospital con una serie de medicamentos nuevos, superpuestos a los viejos.

Alice Cave, quien divide su tiempo entre Alexandria, Virginia, y Tucson, Arizona, descubrió esto cuando viajó a Cheyenne, Wyoming, después que su tía de 87 años fuera dada de alta luego de un tratamiento por un derrame cerebral en 2015.

Cave contó que antes de su hospitalización, su tía, una empleada retirada de una compañía telefónica quien padece de glaucoma, había estado tomando siete medicamentos por día. En el hospital le recetaron cinco nuevos, dijo Cave.

"Llegó a casa y tenía una gran bolsa de píldoras, la mitad de las cuales ya estaba tomando, más páginas y páginas de instrucciones", dijo. Se suponía que algunas debían tomarse con una comida, otras con el estómago vacío. Cave dijo que pasó varias horas clasificando los medicamentos. "Fue una locura que asustó".

Cave también dijo que se sintió impotente; los doctores de su tía no cuestionaron la necesidad de más drogas.

Cuando hace poco la madre de Shannon Brownlee fue trasladada a una sala de emergencias para determinar si el dolor en su brazo podría indicar un ataque al corazón (no fue así), un cardiólogo le recetó cinco medicamentos nuevos, incluido un opioide, a la pequeña dosis de un diurético que había estado tomando para controlar su presión arterial.