Quantcast
El Tiempo Latino
3:18 a.m. | 59° 4/26/2018

¿Por qué el abuelo tiene que tomar tantos medicamentos?


Es la otra epidemia de medicamentos recetados en los Estados Unidos.

Sandra G. Boodman | Kaiser Health News | 12/15/2017, 12:23 p.m.
¿Por qué el abuelo tiene que tomar tantos medicamentos?
Alrededor del 15% de las personas mayores que buscan atención médica han sufrido al menos un problema vinculado a su medicación | PEXELS

Brownlee, vicepresidenta del Lown Institute, un grupo con sede en Boston que busca mejorar la calidad de la atención médica reduciendo el tratamiento innecesario, dijo que cuando su hermano cuestionó la necesidad de tantos medicamentos nuevos para una mujer de más de 80 años, el especialista respondió con frialdad: "No veo nada de malo en recetarle muchos medicamentos a personas mayores".

Frascos de píldoras

"Este problema ha empeorado porque el estadounidense promedio consume muchos más medicamentos que hace 15 años", dijo la cardióloga Rita Redberg, profesora de medicina de la Universidad de California en San Francisco.

Estudios refuerzan la opinión de Redberg: un informe de 2015 halló que la proporción de estadounidenses de todas las edades que tomaban regularmente al menos cinco medicamentos recetados casi se duplicó entre 2000 y 2012, del 8% al 15%.

Hace poco, investigadores de la Universidad de Michigan informaron que el porcentaje de personas mayores de 65 que tomaban al menos tres drogas psiquiátricas aumentó a más del doble desde 2004. Casi la mitad de los que tomaron medicamentos potentes, que incluyen medicamentos antipsicóticos para tratar la esquizofrenia, no habían tenido un diagnóstico de salud mental.

Redberg y otros doctores están tratando de contrarrestar la avalancha de recetas a través de un movimiento de base llamado "desrecetando" (deprescribing, en inglés), que consiste en ir discontinuando medicamentos inapropiados, duplicados o innecesarios.

Esta tendencia, que comenzó en Canadá y Australia, está creciendo en los Estados Unidos, reforzada por los esfuerzos liderados por médicos, como la campaña Choosing Wisely, que ya lleva cinco años.

A Beers Criteria, una lista de medicamentos utilizados en exceso y potencialmente inseguros para personas mayores, publicada por primera vez en 1991, le han seguido otros recursos destinados a frenar el consumo innecesario de drogas.

"Muchos medicamentos diferentes se comienzan usar por razones que nunca son respaldadas por evidencia", dijo Redberg, editor en jefe de JAMA Internal Medicine. "En general, nos gusta la idea de tomar una píldora" mucho más que las medidas no farmacológicas, como mejorar la dieta o hacer ejercicio.

"Eso es lo que nos enseñaron como médicos: recetar medicamentos", dijo Ranit Mishori, profesor de medicina familiar en la Universidad de Georgetown, quien apoya “desrecetar”. "Definitivamente no se nos enseña cómo suspender medicamentos".

Kathryn McGrath, geriatra de Filadelfia, dijo que intenta comenzar cada cita con una revisión de los medicamentos: les pide a los pacientes que traigan sus medicinas. "Creo que tener los frascos de píldoras enfrente" es mucho más poderoso que una lista, dijo McGrath, quien ha escrito sobre cómo retirar medicamentos de forma segura.

Aunque el apoyo está creciendo, la tendencia se enfrenta a formidables obstáculos.

Entre ellos, dicen los expertos, hay una escasez de investigaciones sobre la mejor manera de hacerlo, una publicidad implacable que alienta a los consumidores a pedirles a sus médicos nuevos medicamentos, y una fuerte tradición de aceptar lo que el médico ha ordenado, sin discutir.

El poco tiempo que dura una cita médica juega un papel importante. También las calificaciones en base al rendimiento que se consideran un mandato para recetar medicamentos, incluso cuando prácticamente no tienen sentido, como dar estatinas a pacientes terminales.