Quantcast
El Tiempo Latino
7:23 a.m. | 60° 10/15/2018

Dos inmigrantes adolescentes, embarazadas y bajo custodia, le piden al juez que les permita el aborto


Desde marzo, la administración Trump se ha negado a "facilitar" abortos para menores no acompañados puestos bajo custodia federal después de cruzar la frontera ilegalmente.

Ann E. Marimow | The Washington Post | 12/18/2017, 1:20 p.m.
Dos inmigrantes adolescentes, embarazadas y bajo custodia, le piden al juez que les permita el aborto
Un caso de aborto que tuvo lugar en octubre de 2017 generó protestas fuera del Departamento de Salud y Servicios Humanos que objetaban la nueva política de la administración Trump de negarse a "facilitar" el aborto para adolescentes inmigrantes embarazadas bajo custodia federal. | Michael S. Williamson — The Washington Post

WASHINGTON - Dos inmigrantes adolescentes, embarazadas y bajo custodia federal, están pidiendo a un juez en Washington que ordene a la administración Trump que les permita abortar.

Las solicitudes de los jóvenes de 17 años son las últimas demandas contra la nueva política del gobierno de desalentar, e incluso bloquear, a los adolescentes indocumentados bajo custodia de interrumpir embarazos.

Las demandas, que se esperaba tuvieran una audiencia este el lunes por la mañana, son parte de un caso más amplio presentado inicialmente por una niña centroamericana que pudo terminar su embarazo en octubre luego de una batalla legal de alto perfil que está pendiente en la Corte Suprema.

La jueza de distrito de los Estados Unidos, Tanya Chutkan, quien ordenó al gobierno que le permitiera abortar a la primera adolescente, presidirá la audiencia para decidir si emitirá una orden de restricción temporal contra el gobierno después de las dos nuevas solicitudes.

Desde marzo, la administración Trump se ha negado a "facilitar" abortos para menores no acompañados puestos bajo custodia federal después de cruzar la frontera ilegalmente.

Los abogados de American Civil Liberties Union (ACLU), que representan a las dos adolescentes, una de 10 semanas de embarazo y la otra de 22 semanas de embarazo, dicen que la nueva política es una prohibición inconstitucional del aborto porque les priva de su derecho a decidir sobre convertirse o no en padre.

"Ya hemos impedido que la administración Trump bloquee el aborto de una mujer joven", dijo en un comunicado Brigitte Amiri, abogada de ACLU. "Es irreal que el gobierno federal esté tratando de obligar a más mujeres jóvenes a continuar sus embarazos en contra de su voluntad".

Las presentaciones judiciales no detallan en cuál estado se encuentran las dos adolescentes. La adolescente a la que se le permitió abortar en octubre estaba bajo custodia en Texas.

Bajo la administración del presidente Barack Obama, el gobierno no pagó los abortos para adolescentes bajo custodia, excepto en casos de violación, incesto o que representara una amenaza para la vida de la mujer. Pero los funcionarios no impidieron que los inmigrantes bajo custodia de los EE.UU. tuvieran abortos, cubriéndose sus propios gastos.

En los archivos del tribunal, el gobierno dice que el Departamento de Salud y Servicios Humanos, que es responsable del cuidado de los menores no acompañados detenidos, "tiene intereses sólidos y constitucionalmente legítimos en promover su interés en la vida, en negarse a facilitar el aborto y en no proporcionar incentivos para que las menores embarazadas crucen ilegalmente la frontera para obtener abortos electivos mientras están bajo custodia federal".

Las dos partes en los casos disputan el número de adolescentes afectados por la política.

Hubo 420 niñas embarazadas bajo custodia durante el año fiscal 2017, según los documentos de la corte, y 18 que solicitaron abortos.

Los abogados del gobierno habían argumentado que la primera adolescente, conocida solo como Jane Doe en las presentaciones ante el tribunal, ya no podía servir como la cara de la demanda más amplia en nombre de otras adolescentes embarazadas porque la niña ya había terminado su embarazo.