0

Sin Obamacare: ¿resurgen los planes de salud a corto plazo?

ATENCIÓN MÉDICA. La ley de salud requiere que los hospitales sin fines de lucro justifiquen los miles de millones de dólares en exenciones de impuestos que reciben demostrando cómo tratan de mejorar la salud de la comunidad en sus vecindarios.

ATENCIÓN MÉDICA. La ley de salud requiere que los hospitales sin fines de lucro justifiquen los miles de millones de dólares en exenciones de impuestos que reciben demostrando cómo tratan de mejorar la salud de la comunidad en sus vecindarios.

Los planes de salud a corto plazo han existido durante décadas, cubriendo las brechas de cobertura para las personas que están entre trabajos o que se graduaron recientemente, entre otras situaciones. Después de que se aprobara la ley de salud, algunos se lanzaron hacia esos planes, dispuestos a cambiar una cobertura completa por una más económica, incluso si eso implicaba pagar una multa por no tener el seguro requerido por la ley. Las ventas aumentaron.

Ahora, a medida que los republicanos buscan formas de debilitar los requisitos de cobertura de la ley de salud y exploran la posibilidad de no hacer cumplir el requisito de que las personas tengan cobertura, los planes a corto plazo pueden estar preparados para crecer aún más. Si eso sucede, los defensores de los consumidores advierten que podría ser algo malo.

Como su nombre lo indica, los planes a corto plazo proporcionan cobertura durante un período limitado de tiempo, la mayoría de las veces de seis meses o menos. Generalmente no cubren cosas como condiciones preexistentes, servicios de maternidad o medicamentos recetados. Las pólizas suelen tener límites máximos de cobertura de alrededor de $1 millón.

Las aseguradoras pueden rechazar a la gente si están enfermas y pueden decidir no renovar una póliza. Todas estas prácticas están prohibidas en los planes que califican como seguro individual bajo la Ley de Cuidado de Salud Asequible (ACA), popularmente conocida como Obamacare.

Sin embargo, precisamente debido a estas limitaciones, las primas son típicamente mucho más baratas que las que cumplen con los requisitos de ACA. En el cuarto trimestre de 2016, la prima mensual promedio que un comprador pagó por un plan a corto plazo vendido a través del proveedor de seguros en línea ehealth.com fue de $124, en comparación con $393 para alguien que compró un plan regular del Obamacare y que no calificó para subvenciones para pagar las primas.

Cuando se aprobó la ley de salud, las aseguradoras comenzaron a ofrecer más los planes a corto plazo que extendían la definición de "corto", a veces proporcionando cobertura durante 364 días.

"Las compañías sacaron ventaja de una laguna en la ley que definió un plan de seguro de salud como uno que fuera de 365 días", dijo Sabrina Corlette, profesora de investigación en el Centro de Reformas de seguros de Salud de la Universidad Georgetown. "Si eran más cortos no tenían que cumplir con las provisiones de ACA".

Los planes a corto plazo sirven a una pequeña pero creciente proporción de las cerca de 22 millones de personas que tienen cobertura en el mercado individual. A finales de 2013, antes de que entraran en vigor las principales reformas de la ley de salud, había aproximadamente 108.800 personas cubiertas por estas pólizas, que sumaban $ 97.5 millones en primas, según cifras de la Asociación Nacional de Comisionados de Seguros. Dos años más tarde, aproximadamente 148.100 personas tenían planes a corto plazo y las ganancias en primas habían crecido a $160.5 millones.

Algunas aseguradoras han tomado nota. El proveedor de seguros de salud en línea Health Insurance Innovations lanzó Agile Health Insurance en la primavera de 2015 para centrarse en las ventas de planes a corto plazo. En el tercer trimestre de 2016, Agile vendió 21.000 de estas pólizas.

"Estos planes a corto plazo no están regulados como los planes de Obamacare, por lo que los que los venden tienen mucha flexibilidad con los beneficios y precios", dijo Sam Gibbs, director ejecutivo de Agile. "Es casi como el viejo mercado individual antes de ACA".

Y ese es sólo el problema, dijeron algunos expertos en políticas de salud.

¿Por qué tener un plan que cubre tan poco? Expertos señalan que muchos lo ven como una opción económica para consumidores saludables, que usan muy poco su seguro.

“Para muchos consumidores se ve como un seguro de salud, pero más económico", dijo Karen Pollitz, experta en sistemas de salud de la Kaiser Family Foundation. Pero los planes no protegen a las personas cuando ocurren eventos imprevistos como un accidente de auto o un diagnóstico de cáncer. Con un plan a corto plazo, si está enfermo o internado cuando es el momento de renovar el plan, "no se renovará", dijo Pollitz. (KHN es un programa editorialmente independiente de la fundación).

No todas las aseguradoras aceptan la venta generalizada de planes a corto plazo. "Las grandes compañías de seguros de salud están realmente mezcladas en esto", dijo Timothy Jost, profesor emérito de la Facultad de Leyes de la Universidad de Washington y Lee, y experto en la ley de salud. "Ellos ven esto como una fuerza seriamente desestabilizadora en el mercado, como una cobertura basura".

En octubre pasado, el gobierno de Barack Obama emitió una regla final que haría más difícil para los consumidores comprar planes a corto plazo para sustituir a los planes regulares de Obamacare. El reglamento, que entra en vigor el 1 de abril, dice que los planes a corto plazo deben tener menos de tres meses de duración. Las personas pueden solicitar una renovación de las pólizas, pero las aseguradoras pueden rechazarlas. Las políticas y los materiales relacionados también tienen que mostrar de manera prominente una advertencia que indique que no cumplen con el requisito de la ley de que las personas tengan seguro de salud.

Algunos esperan que la regla pueda ser cambiada o rescindida por el gobierno de Donald Trump, o anulada por el nuevo Congreso bajo la poco utilizada Ley de Revisión del Congreso. Sin embargo, ninguna de las dos opciones puede ocurrir sólo con el toque de una pluma.

Los corredores de seguros de salud son un grupo al que le gustaría continuar vendiendo por largo tiempo planes a corto plazo. "Nuestra gente hace muchos negocios con estos planes", dijo Marcy Buckner, vicepresidenta de asuntos gubernamentales de la National Association of Health Underwriters, un grupo de la industria.

"En la mayoría de las áreas [un plan a corto plazo] es más barato, y es la manera de algunos consumidores de decir, 'No necesito todas esas cosas [que ofrecen otros planes]'", dijo Buckner.