Quantcast
El Tiempo Latino
4:16 p.m. | 36° 2/17/2018

Kushner, el diplomático silencioso detrás de las conversaciones entre EEUU y México


La influencia del yerno del presidente Trump se extiende a América, Europa, Medio Oriente y Asia del Pacífico.

Philip Rucker, Ashley Parker, Joshua Partlow | The Washington Post | 2/13/2017, 10:35 a.m.
Kushner, el diplomático silencioso detrás de las conversaciones entre EEUU y México
Jared Kushner, consejor senior adviser del Presidente Donald Trump, no tiene experiencia en política exterior, pero se ha convertido en el principal punto de contacto para presidentes, ministros y embajadores de más de una docena de países. | Jabin Botsford | The Washington Post

La escena en la Oficina Oval era excepcional: El Ministro de Exterior de México ─el país que Donald Trump había convertido en una piñata durante su campaña presidencial─ junto con el ahora presidente Trump y su yerno, Jared Kushner. Se encontraban debatiendo lo que iba a decir Trump en un discurso que daría ese mismo día ordenando la construcción de un muro en la frontera entre Estados Unidos y México. El diplomático mexicano Luis Videgaray y Kushner, como asesor de la Casa Blanca, concluyeron que las declaraciones como estaban planteadas podrían afectar la frágil relación de los dos países, por lo que recomendaron a Trump suavizar su lenguaje acerca de México.

Los tres llegaron a un compromiso. Trump entendió que los mexicanos lo juzgarían por sus palabras y accedió a decir que el fortalecimiento de México como país también formaba parte del interés de los Estados Unidos. Esa tarde del 25 de enero, los oficiales en Ciudad de México recibieron las palabras de Trump como las declaraciones más alentadoras que habría hecho hasta la fecha acerca de México -y celebraron a Kushner como una influencia moderadora.

Sin embargo, las relaciones se quebraron nuevamente solo unas horas después, luego de una guerra verbal entre Trump y el Presidente Enrique Peña Nieto - acentuada por una misiva de Trump a través de Twitter la mañana siguiente, mientras Videgaray se encontraba en la Casa Blanca.

Trump había prometido una política extranjera impredecible y la estaba ejecutando de la misma manera. La desastrosa discusión con quien tradicionalmente había sido un aliado- que fue detallado en entrevistas con varios oficiales mexicanos y estadounidenses - resumía las nuevas política de relaciones exteriores, las cuales mezclan la belicosidad pública del presidente con la diplomacia tras bastidores de Kushner.

Kushner, de 36 años de edad, no tiene experiencia en política extranjera tradicional pero aún así se ha convertido en el principal punto de contacto de presidentes, ministros y embajadores de más de 12 países, ayudando a preparar el terreno para nuevos acuerdos. Su influencia se extiende a América, Europa, Medio Oriente y Asia del Pacífico.

Los canales de comunicación alterna de Kushner con México - los cuales no se habían dado a conocer del todo - demostraron que es una sombra del secretario de estado, operando afuera de los límites del Departamento de Estado o el Consejo de Seguridad Nacional.

Vinegary había ido a la Casa Blanca el 25 de enero para sostener reuniones privadas por un día entero, pero fue Kushner quien le informó que Trump daría un discurso esa tarde en el Departamento de Seguridad Nacional en el que anunciaría una orden ejecutiva para la construcción del muro.

Y fue Kushner quien llevó a Videgaray al la Oficina Oval para una audiencia repentina con el presidente en la que juntos decidieron acerca de un discurso más moderado acerca de México.El presidente accedió.

“Entendemos que una economía fuerte y sana en México es beneficioso también para Estados Unidos”, dijo Trump en su discurso. “Sinceramente creo que podemos mejorar la relación entre las dos naciones a un grado nunca antes visto en mucho, mucho tiempo”