Quantcast
El Tiempo Latino
9:30 p.m. | 58° 4/23/2017

Agentes de inmigración detuvieron a un beneficiario del programa DACA


Parece ser la primera vez que un inmigrante amparado por el programa enfrenta la deportación.

Derek Hawkins │The Washington Post | 2/15/2017, 10:10 a.m.
Agentes de inmigración detuvieron a un beneficiario del programa DACA
Según la demanda judicial, los agentes de ICE dijeron a Ramírez que no importaba que tuviese un permiso de trabajo, porque él no había nacido en EEUU. | democracynow.org

Las autoridades federales de inmigración han arrestado y amenazado con deportar a un inmigrante mexicano de 23 años que vivía legalmente en los Estados Unidos bajo el programa de Acciones Diferidas por la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés), aprobada durante la administración Obama, según una nueva demanda judicial.

Parece ser la primera vez que un inmigrante amparado por el programa -que protege temporalmente a los hijos de inmigrantes indocumentados de la deportación- se ha enfrentado a procesos de expulsión sin haber cometido un crimen, dijo un grupo de abogados en una petición de hábeas corpus presentada el lunes en una corte federal en Seattle. Entre los abogados destacan Laurence Tribe de la escuela de leyes de Harvard y el prominente abogado Ted Boutrous, que defiende los derechos establecidos en la primera enmienda constitucional (First Amendment lawyer). La historia fue reportada por primera vez por la agencia de noticias Reuters.

Daniel Ramírez Medina fue detenido la semana pasada por agentes de la Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) en Seattle durante una incursión en la casa de su padre y trasladado a una instalación en Tacoma, Washington, a pesar de no haber cometido ningún crimen, según el documento legal. Fue llevado a Estados Unidos ilegalmente cuando era niño, según la petición, pero se le concedió dos veces el estatus legal bajo el programa conocido como DACA. Su permiso de trabajo debería haber sido válido por al menos otro año, según sus abogados.

Twitter

La Senadora Maria Cantwell hace seguimiento

“Los agentes que arrestaron e interrogaron al señor Ramírez eran conscientes de que era un receptor de DACA”, se lee en las peticiones, “sin embargo, le informaron que sería arrestado, detenido y deportado de todas formas porque” no nació en este país.

No quedó claro por qué los agentes fueron a la casa del padre de Ramírez, pero la petición dice que tenían una orden de arresto del padre.

Rose Richeson, portavoz de ICE, dijo que Ramírez era un “auto-admitido miembro de pandilla” y que fue arrestado durante “una operación dirigida a arrestar un delincuente deportado previamente”, pero se negó a dar detalles sobre el asunto.

“Los oficiales de ICE tomaron al Sr. Ramírez bajo custodia, basado en que admitió su afiliación a una pandilla y es riesgo para la seguridad pública”, dijo Richeson a The Washington Post en un correo electrónico, añadiendo que Ramírez estaba enfrentando un proceso de expulsión ante un juez de inmigración.

Un abogado de Ramírez, Ethan Dettmer, negó que su cliente tuviera algún vínculo de pandillas, diciéndole a Reuters que Ramírez fue “presionado repetidamente por los agentes de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos para admitir falsamente esa afiliación”.

El caso de Ramírez inmediatamente provocó alarmas entre los defensores de la inmigración, alimentando los temores de que el Presidente Trump estuviera haciendo alarde de sus amenazas de campaña para rescindir el programa DACA. Creado en 2012 a través de una orden ejecutiva del presidente Barack Obama, el programa ha brindado protección temporal a más de 700.000 personas -a menudo llamadas “soñadoras”- que fueron llevadas al país ilegalmente cuando eran niños.