Quantcast
El Tiempo Latino
12:41 a.m. | 74° 6/21/2018

lnmigrantes ilegales pasarían más tiempo en las cárceles de Virginia


Un nuevo proyecto de ley busca aumentar las deportaciones.

The Washington Post | Laura Vozzella | 2/16/2017, 3:14 p.m.
lnmigrantes ilegales pasarían más tiempo en las cárceles de Virginia
El Gobernador de Virginia, Terry McAuliffe. | Daniel Acker, Bloomberg

No todas las medidas de inmigración de los republicanos avanzaron este año. Un comité de la Cámara desechó otro proyecto de ley de Poindexter que habría requerido que las escuelas técnicas públicas y las universidades cooperaran con la aplicación federal de inmigración. También fue desechada una medida del delegado republicano de Rockbridge, Ben Cline, que habría prohibido la creación de ciudades de santuario y retención de fondos estatales a las localidades que violan la prohibición.

Una propuesta republicana que todavía es viable ayudaría a algunos inmigrantes. Un proyecto de ley del delegado republicano Ron A. Villanueva, de Virginia Beach, permitiría a una estrecha clase de extranjeros obtener licencias de conducir temporales. Se aplicaría a personas autorizadas por un tribunal federal o agencia federal para estar en los Estados Unidos.

La postura de McAuliffe sobre esa legislación no está clara. Su portavoz Coy no respondió inmediatamente a una petición de comentario.

Varios demócratas habían propuesto una legislación más amplia relacionada con los inmigrantes ilegales y las licencias de conducir. Incluyeron una medida para otorgar licencias temporales a aquellas personas que probablemente serán perseguidas si regresan a sus países de origen, si así los considera un juez federal de inmigración. Otro proyecto habría concedido una licencia de un año a los que han establecido residencia, han presentado declaraciones de impuestos, se ha registrado en el Departamento de Seguridad Nacional y proporcionó prueba de seguro. Todos fueron rechazados.

También se desechó una medida del delegado demócrata de Kenneth Plum, representante de Fairfax, que habría añadido estatus migratorio a la definición de crímenes de odio, que actualmente se limita a delitos motivados por raza, convicción religiosa, color y origen nacional.

El proyecto de ley de Marshall sobre los presos desencadenó un polémico debate en el Senado. El senador republicano Mark Obenshain, de Rockingham, acusó a los demócratas de tergiversar “un simple proyecto de ley y orden”, causando alarma en las comunidades de inmigrantes y retratando a los republicanos como “gente sin corazón y odiosa”.

“Esta es una disputa política, y supongo que muchos en la izquierda política tienen interés en avivar esas llamas”, dijo. “Bastante triste”.

El senador demócrata Scott Surovell, también de Fairfax, dijo que la medida afectaría a las localidades con el costo de retener a los prisioneros más de lo necesario. También dijo que se intensificaría el temor ya agravado por las recientes redadas federales de inmigración, que pueden o no ser el resultado de una aplicación más estricta de la ley bajo el presidente Trump. (La Casa Blanca y los funcionarios federales de inmigración han dado cuentas contradictorias sobre si las incursiones reflejan un cambio de política).

En medio de temores de que Trump esté liderando una ofensiva, Surovell dijo que la asistencia a su reunión del ayuntamiento de fin de semana aumentó a 200 desde los 50 habituales.

"Un tercio de mi ayuntamiento estaba dominado por ... familias asustadas por el gobierno federal aterrorizando a mi vecindario", dijo. "No creo que debamos ser cómplice del gobierno federal que no está haciendo su trabajo".

(Traducción El Tiempo Latino / El Planeta Media)