Quantcast
El Tiempo Latino
7:52 p.m. | 35° 12/14/2017

El Presidente Obama tendrá una fiesta de despedida en la Casa Blanca el viernes


Helena Andrews-Dyer | The Washington Post | 1/4/2017, 1:14 p.m.
El Presidente Obama tendrá una fiesta de despedida en la Casa Blanca el viernes
El Presidente Barack Obama y la Primera Dama en la cena estatal del Presidente François Hollande de Francia. | Foto Oficial de la Casa Blanca | Pete Souza

Enero de 2017 definitivamente verá un ataque de turistas de la lista A en la Casa Blanca. Pero no vendrán a la inauguración.

El presidente Barack Obama y la primera dama Michelle Obama acogerán una fiesta de despedida para amigos cercanos y donantes importantes el viernes, según una persona con conocimiento del asunto de la marquesina. Los Obamas confirmaron durante una entrevista con People Magazine el mes pasado que tendrán un último festejaso en la Casa Blanca. El presidente le dijo a un joven fan que tendrán una fiesta "grande" antes de empacar sus maletas.

Por supuesto, aún no hay una palabra oficial de la Casa Blanca. Por lo general, la administración Obama mantiene un control estricto de los detalles de la celebración hasta la ultima hora. Pero los grandes nombres que se piensa que están en la lista de invitados han estado saliendo poco a poco esta semana.

Antiguo envitados como el cantante Usher y el actor Samuel L. Jackson muy probablemente estarán allí, de acuerdo a otra persona con el conocimiento de los invitados. También, que en este momento práctica de sus movimientos de baile es el titán de los medios de comunicación, Oprah Winfrey, que se enganchó una entrevista de salida con la primera dama el mes pasado y su colega invitado y mejor amiga Gayle King de CBS, El actor Bradley Cooper, que se presentó a la cena del estado francés sin los calzoncillos; Beyoncé, que cantó en ambas inauguraciones de Obama, y su marido, el rapero Jay Z. También estamos escuchando que Stevie Wonder, que ha cantado en la Casa Blanca, el director J.J. Abrams y el director George Lucas hacen la lista.

Si esta fiesta estrellada sigue la tradición de Obama, los teléfonos celulares serán confiscados en la puerta de seguridad de la Casa Blanca y las migajas de los medios sociales serán pocas. Pero después, los cuentos de los bailes del presidente y los pies doloridos harán las rondas en los programas de entrevistas de la úl.

La fiesta de la Casa Blanca actuará como el punto de partida de una especie de gira de despedida para el presidente Obama, que se dirigirá a Chicago para pronunciar un discurso de despedida el 10 de enero.