Quantcast
El Tiempo Latino
12:35 p.m. | 63° 10/18/2017

La frase más importante en el discurso de Meryl Streep en los premios Golden Globes


Chris Cillizza | The Washington Post | 1/9/2017, 1:42 p.m.
La frase más importante en el discurso de Meryl Streep en los premios Golden Globes
Meryl Streep recibió el premio Cecil B. deMille 2017 | The Hollywood Foreign Press Association

El discurso de Meryl Streep el domingo por la noche en los Globos de Oro ─y la(s) respuesta(s) de Donald Trump a ello─ ya se han convertido en un juego de fútbol político. Si le gusta Trump, usted odia ser sermoneado por un liberal de Hollywood que apoyó a Hillary Clinton. Si no le gusta Trump, usted vio a Streep diciéndole la verdad al poder y la reacción del presidente electo como un signo de todo lo que está mal acerca de su ascenso a la Casa Blanca.

Meryl Streep recibió el premio Cecil B. deMille 2017

Meryl Streep recibió el premio Cecil B. deMille 2017

Esa reacción partidista casi instantánea al discurso de Streep oscurece, como ocurre a menudo, lo que creo ser la frase más importante de su discurso. Es la siguiente: “Necesitamos que la prensa con principios mantenga al poder en cuenta de la responsabilidad de sus actos, exigirle explicaciones por las atrocidades que cometan”.

Ahora, sí, Trump tiene razón en que Streep era un partidario prominente de su oponente. Y, sí, diciendo que los medios de comunicación deben exigirle “explicación por cada atrocidad que cometan” probablemente no es el tipo de cosas que Streep habría dicho si Clinton hubiera sido elegido.

Pero, para mí, la primera parte de la frase de Streep ─ “Necesitamos que la prensa con principios mantenga el poder en cuenta de la responsabilidad de sus actos”─ es el tipo de cosa que cada persona a la que le gusta la democracia, una saludable al menos, debe aplaudir.

Lo más desafortunado de las elecciones de 2016 ─y esto fue la culminación de algo que había crecido en las pasadas elecciones presidenciales─ fueron los casi constantes intentos de descalificar a la prensa, sugerir que los medios de comunicación habían elegido a uno u otro lado y, por lo tanto, no se podía confiar en ella.

Esto no fue un esfuerzo igual. Trump hizo más para vilipendiar y deshumanizar a los medios de comunicación que cualquier candidato presidencial en la historia moderna. Desde su insistencia en que los medios de comunicación eran “algunas de las personas más deshonestas”, su llamado a reporteros de forma individual hasta sus esfuerzos casi constantes para argumentar que los medios estaban inventando noticias para hacerle daño, Trump fue implacable en sus esfuerzos por convencer a la gente de que los medios de comunicación estaban sesgados.

Pero las fuerzas aliadas con Clinton también hicieron su parte, y continúan haciéndolo. La idea de que su decisión de crear un servidor de correo electrónico privado mientras estuviera en el Departamento de Estado era un tema que no estaba cubierto por los medios de comunicación sólo porque no les gustaba Clinton fue ─y es─ el ejemplo más claro. Hay otros.

El punto más amplio es que ahora usted tiene los medios de comunicación en mínimos récord en términos de confianza. Sólo el 8% de la gente dijo que tenía “mucha” confianza en los periódicos, noticias de televisión y noticias en Internet en la encuesta más reciente de Gallup sobre instituciones. Eso puso a las tres instituciones muy cerca del fondo de todas las instituciones en lo que se refiere a confianza.