0

DC asigna fondos ante la presión migratoria

Medio millón de dólares para organizaciones legales que ayudan a inmigrantes
EJECUTIVOS. De izq. a der.: Jackie Reyes, Eduardo Perdomo y Susana Castillo, de la Alcaldía del Distrito de Columbia, explican a los medios de comunicación los alcances de Fondo establecido por la Alcadesa Muriel Bowser, el lunes 9 de enero de 2017 en DC.

EJECUTIVOS. De izq. a der.: Jackie Reyes, Eduardo Perdomo y Susana Castillo, de la Alcaldía del Distrito de Columbia, explican a los medios de comunicación los alcances de Fondo establecido por la Alcadesa Muriel Bowser, el lunes 9 de enero de 2017 en DC.

ABOGADO. Thea Sebastian de la Alcaldía del Distrito de Columbia.

Miguel Guilarte/ETL

ABOGADO. Thea Sebastian de la Alcaldía del Distrito de Columbia.

Aunque funcionarios de su despacho afirmaron que el fondo de $500 mil —establecido por la Alcaldesa Muriel Bowser para ayuda legal a los inmigrantes en DC— no tiene nada que ver con las presiones migratorias de Donald Trump, en la realidad la asignación de esos recursos se realiza en un momento muy oportuno.

Bowser anunció el lunes 9 la creación de un fondo para financiar a organizaciones comunitarias, privadas, sin fines de lucro, asociaciones y firmas de abogados que presten servicios legales a los inmigrantes, legales o no, que residen en el Distrito de Columbia, confirmando a la capital como una ciudad santuario, que protege generosamente a los indocumentados.

“El compromiso de la Alcaldesa Bowser con todos los inmigrantes en DC es que sean tratados con respeto y dignidad. Por eso nosotros hemos trabajado sin descansar para proveer todos estos servicios a los residentes. No se trata del momento en que se está tomando esta decisión, porque nuestro compromiso es para todo el año y todos los días”, dijo la salvadoreña Jackie Reyes, Directora de la Oficina de la Alcalde para Asuntos Latinos (MOLA).

Reyes, en compañía de Eduardo Perdomo, Administrador del Fondo Para Servicios Legales a Inmigrantes (IJLS, por sus siglas en inglés), Susana Castillo, Subdirectora de Prensa y Thea Sebastian, Abogada de la Alcaldía, explicaron los detalles de la asignación de estos recursos, con énfasis en que es el resultado de un trabajo que han venido desarrollando “sin importar la llegada de Trump” a la Casa Blanca.

Los hispanos en el Distrito de Columbia representan el 10,6 por ciento de los 672 mil habitantes, según el Censo. Las personas nacidas en el extranjero son 94 mil. Y de ellas, 25 mil no tienen documentos migratorios, según estimados de 2014 del Centro de Investigación Pew.

Pero a pocos días de la toma de posesión del republicano Donald Trump y su pronunciado discurso antiinmigrante hay mucho temor y ansiedad en la comunidad, especialmente la indocumentada.

“Sí creemos que hay ansiedad, nosotros somos todos inmigrantes y nuestro trabajo es proteger a todos los inmigrantes que residen aquí, que se sientan seguros”, aseguró Reyes.

Sobre la posibilidad de retaliación política por parte de la administración entrante, Reyes expresó: “Nosotros respetamos a todo el mundo y nuestro trabajo en MOLA es proteger a los inmigrantes. La Alcaldesa ha dicho reiteradamente que los inmigrantes son bienvenidos”.

Reyes recordó que cuando hubo la ola de familias migrantes y empezaron a hacer redadas, Bowser “escribió una carta al secretario de Seguridad Interna, pidiendo que se respetara y tratara con dignidad” a los inmigrantes.

Sobre las afirmaciones de que hay descontento en algunos residentes que consideran que la alcaldesa no ha hecho lo suficiente, Susana Castillo aclaró:

“La Alcaldesa reconoce que la comunidad tiene miedo, pero este apoyo no es nuevo, se ha estado trabajando en esto por muchos años y no es algo nuevo que esta administración esté haciendo. Ella sólo quiere asegurarse de que la gente tenga los recursos para poder defenderse, para que las organizaciones puedan defenderlos y si hay otras ciudades haciendo esto es porque hay temor”.

Luego del triunfo de Trump, Bowser se reunió con él.

“Como ustedes saben, la Alcaldesa Bowser se reunió con Trump y ellos tienen una buena relación ahora y estamos listos para trabajar con la administración entrante”, aseguró Castillo.

El Distrito de Columbia se caracteriza por la generosidad con los inmigrantes. Desde mayo de 2014, los indocumentados en DC pueden obtener una licencia de conducir. DC es una ciudad santuario, que protege a los inmigrantes al contar con leyes que prohíben a los oficiales de la policía ejercer como agentes de inmigración. También prohíben la cooperación entre la Policía y el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE), con excepción de casos criminales. Otra de las ventajas que los indocumentados tienen en DC es la cobertura médica.

Todos estos beneficios se complementan ahora con la creación de este fondo que servirá para que las organizaciones beneficiarias asistan a los solicitantes con sus trámites de nacionalización, DACA, permisos de trabajo, asilo, deportaciones, protección de menores en caso de deportación de los padres, visas especiales y otros servicios legales.

"Debemos asegurar que todos los residentes de DC puedan aprovechar sus derechos federales y constitucionales", expresó Bowser. "Si los cambios en la aplicación de inmigración y los problemas surgen, la población inmigrante de DC tendrá nuestro apoyo y el apoyo de la comunidad legal de DC".