Quantcast
El Tiempo Latino
5:34 p.m. | 45° 12/16/2017

En Puerto Rico persiste el rechazo al aborto, a pesar del zika


Desde 2015, el virus, que se propaga a través de los mosquitos y por contacto sexual, pasó de ser prácticamente un desconocido a convertirse en una amenaza mundial

Por Carmen Heredia Rodríguez/ Kaiser Health News | 1/13/2017, 2:09 p.m.
En Puerto Rico persiste el rechazo al aborto, a pesar del zika
EN PUERTO RICO. La joven Keisha Mojica se infectó con el virus de zika y ahora está embarazada | Kaiser Health News

CAGUAS, Puerto Rico — Antes de que el zika abrumara a Puerto Rico, el virus ya estaba atrincherado en la casa de Keishla Mojica.

Primero se infectó su pareja, John Rodríguez, de 23 años. Su cara se hinchó y una erupción roja que le causaba picazón cubrió todo su cuerpo. En ese momento los médicos le diagnosticaron una alergia.

Dos meses más tarde, Mojica, también de 23, tuvo los mismos síntomas. Los médicos le dieron inyecciones de Benadryl para calmar la picazón y la inflamación. Ella no pensó más en esto.

Un mes después, descubrió que estaba embarazada, y eso llevó a otra sorprendente revelación. Las erupciones cutáneas no habían sido provocadas por alergias, sino por el zika, un virus conocido por causar serios defectos de nacimiento.

Desde 2015, el virus, que se propaga a través de los mosquitos y por contacto sexual, pasó de ser prácticamente un desconocido a convertirse en una amenaza mundial. Puerto Rico ha sido el epicentro del brote en los Estados Unidos. Hasta diciembre de 2016, el departamento de salud de la isla reportó 35.648 casos confirmados, incluyendo 2.864 embarazadas. Oficiales federales han declarado una emergencia de salud pública y dicen que el 25% de la población ya habría contraído el virus para finales del 2016.

La epidemia plantea preguntas personales difíciles para mujeres como Mojica, que viven en una isla con una fuerte influencia religiosa y una infraestructura sanitaria aplastada bajo el peso de la deuda fiscal. ¿Es aceptable el aborto o la fe puede superar al miedo? Si un bebé nace con discapacidades como microcefalia, que se caracteriza por una cabeza anormalmente pequeña, o por impedimentos cognitivos, ¿cómo van a proporcionar las familias el cuidado que el niño necesitará?

En respuesta a la asociación entre los defectos congénitos y el virus, virtualmente todas las mujeres en la isla se realizan la prueba para el zika como parte del cuidado prenatal de rutina. El doctor Alfonso Serrano, director del Departamento de Obstetricia y Ginecología en el hospital HIMA San Pablo en Caguas, y el médico de Mojica, dijo que las pruebas han mostrado que del 5 al 8% de sus pacientes contrajeron zika.

Aunque la amenaza del zika asusta a las mujeres, Serrano dijo que la mayoría de sus pacientes no consideran el aborto.

"No es algo de lo que se habla todos los días", agregó.

Serrano atribuye la aversión a terminar un embarazo más a una idiosincrasia cultural que a la devoción a la fe. En la isla, es fácil acceder al aborto, y es relativamente barato, pero las encuestas muestran que una abrumadora mayoría de los residentes se oponen a la práctica.

Para Mojica, el aborto fue lo primero que pasó por su mente cuando se enteró de que estaba infectada. Ella sólo le contó su diagnóstico a su madre y a Rodríguez. Lloraba y rezaba a menudo. Los anuncios de servicio público sobre el brote en televisión la enfurecían. Pero Mojica nunca discutió la posibilidad de un aborto con nadie, y se dio cuenta rápidamente de que para ella no era una opción.