Quantcast
El Tiempo Latino
3:19 a.m. | 67° 5/30/2017

Por primera vez en dos años, El Salvador pasa un día sin homicidios


La última vez que hubo un día sin homicidios fue hace casi dos años, el 22 de enero de 2015.

Samantha Schmidt | The Washington Post | 1/13/2017, 11:02 a.m.
Por primera vez en dos años, El Salvador pasa un día sin homicidios
El comisionado de la Policía Nacional, Howard Cotto, junto a oficiales de la PNC en el inicio del plan Navidad Segura. | Policía Nacional Civil (www.pnc.gov.sv)

Fue un momento raro para la pequeña nación centroamericana, y las autoridades publicaron la noticia: En un lapso de 24 horas, en El Salvador no hubo asesinatos.

El comisionado de la Policía Nacional, Howard Cotto, junto a oficiales de la PNC en el inicio del plan Navidad Segura.

El comisionado de la Policía Nacional, Howard Cotto, junto a oficiales de la PNC en el inicio del plan Navidad Segura.

El comisionado de la Policía Nacional, Howard Cotto, hizo el anuncio en una conferencia de prensa ayer jueves, diciendo que el día anterior, el país “cerró con cero homicidios”.

En la nación de 6 millones de personas, la última vez que hubo un día sin homicidios fue hace casi dos años, el 22 de enero de 2015, según los registros mantenidos por la agencia de noticias AP. Un día sin muertes violentas también ocurrió una vez en 2013 y en dos días del año anterior.

Cotto dijo que, aunque las autoridades registraron a una persona muerta el miércoles, la víctima fue asesinada dos días antes, lo que significa que no hubo asesinatos durante las 24 horas del miércoles.

La importante ocasión se celebró en los medios locales de noticias y en las redes sociales, permitiendo a los salvadoreños “respirar la paz” por un día, como dijo un reportero local en Twitter. Pero horas después, el derramamiento de sangre continuaría en el país de pandillas que ha ganado el desafortunado título de capital de homicidios del hemisferio y uno de los países más mortíferos del mundo.

En los primeros 11 días del 2017, se han reportado 99 homicidios, con un promedio de nueve muertes violentas al día, dijo Cotto. El año pasado el país promedió aproximadamente 14 homicidios al día. Cotto señaló que para esta fecha el año pasado, El Salvador había registrado más de 250 asesinatos en un país que es más pequeño que el estado de Massachusetts.

Las autoridades afirman que la feroz represión del gobierno contra las pandillas ha llevado a una reducción en las muertes violentas. En 2016, el país registró un 20% menos de homicidios que el año anterior, cuando los asesinatos alcanzaron un máximo de 104 por cada 100.000 habitantes, la tasa más alta para cualquier nación que no está en guerra abierta ese año.

Después de una tregua entre las dos más poderosas pandillas callejeras de El Salvador ─la Mara Salvatrucha y la pandilla de la Calle 18─ se derrumbó en 2014, el número de muertos ha aumentado a los niveles más altos desde que la guerra civil terminó en 1992, lo que algunos salvadoreños llaman la nueva guerra civil. La violencia es una de las razones principales por las que la migración de El Salvador hacia los Estados Unidos ha aumentado. Desde comienzos de 2014, cerca de un cuarto de millón de salvadoreños han sido detenidos en tránsito por funcionarios de inmigración estadounidenses y mexicanos.

“Queremos que no haya más muerte, que nuestros jóvenes dejen de ser asediados por las pandillas y por las autoridades, que sabemos que a veces vienen aquí a golpear ya matar”, dijo.

En respuesta a la represión de la policía, las pandillas han comenzado a atacar a la policía, matando a más de 60 policías en 2015, casi el doble del total del año anterior. Recientemente, la fiscalía acusó a la Mara Salvatrucha, también conocida como MS-13, de planificar el ensamblaje de una unidad de 500 hombres pandilleros entrenados para atacar a las fuerzas de seguridad.

El jueves, un día después del breve respiro del país por las muertes violentas, un agente de policía murió en el departamento de San Salvador, el segundo agente asesinado en lo que va de año, dijo la oficina del fiscal general. Según las autoridades, el oficial estaba fuera de servicio y salió de la casa para pagar un recibo por cable, cuando dos sujetos de una motocicleta le dispararon, informaron los medios de comunicación locales.

El vicepresidente Oscar Ortiz prometió liderar una “lucha frontal” contra la delincuencia, con esfuerzos para reducir el número promedio de homicidios diarios a un solo dígito.

“Un grupo criminal no puede competir con el estado”, dijo Ortiz. “Este año vamos a profundizar los golpes a las estructuras criminales”.

Mientras algunos líderes y ciudadanos promocionaron el breve respiro de los medios de comunicación social del miércoles, otros expresaron mucho menos optimismo.

“El país es tan malo que un día sin homicidio causa noticias”, se leyó en un tuit.

“¿Y los desaparecidos?”, dijo otro. ¿Y las muertes sin esclarecer?