Quantcast
El Tiempo Latino
5:05 p.m. | 91° 9/24/2017

‘Mi Villano Favorito 3' es buena pero no grandiosa


Tal como otra gaseosa azucarada y fría que sale de una máquina, la secuela animada de “Mi Villano Favorito 3” es solo satisfactoria de manera directamente proporcional con la sed que uno tenga

Michael O’Sullivan | The Washington Post | 7/2/2017, 10:50 p.m.
‘Mi Villano Favorito 3' es buena pero no grandiosa
Gru (voz de Steve Carell) y los Minions regresan en “Mi Villano Favorito 3”. | Illumination-Universal Pictures

Si eres alguien que considera que es muy larga la espera de tres años para la propuesta de esta popular franquicia de historietas - la cual incluye los “Minions” de 2015 -, entonces el más reciente capítulo de la saga de Gru (en la voz de Steve Carell), el super villano que se convierte en luchador contra el crimen, y sus esbirros en forma de supositorios amarillos llenarán ese vacío doloroso, incluso si alimenta el hambre de “Minions 2” (programada para 2020).

Para otros, “Mi Villano Favorito 3” es solo otro trago de la misma lata de comedia calculada.

A pesar de la inclusión de un nuevo personaje interesante, el hermano gemelo perdido de Gru, Dru (Carell), los ingredientes son familiares. Gru, ahora casado con Lucy (Kristen Wiig), la mujer que lo sacó de la vida criminal en el última película, es ahora un respetable miembro de la Liga Anti Villanos - eso hasta que él y Lucy fracasan a la hora de capturar al nuevo villano de la película: un antiguo niño actor llamado Balthazar Bratt (Trey Parker), quien ha huido con un diamante rosado gigante.

La primera secuencia, en la que se revela que Balthazar está obsesionado con convertirse en el personaje villano que representó en la televisión durante su niñez, está lleno de aparatos electrónicos de espías y chistes diseñados para atraer a Mamá y Papá (con referencias a los años 80, la década en la que Balthazar está inmerso). Gran parte de la comedia consiste en payasadas en las que Gru pareciera hacerse daño y luego grita “¡Estoy bien!”

El guión (escrito por Cinco Paul y Ken Daurio), quienes trabajaron en la dos películas previas de “Mi Villano Favorita”, están both of whom worked on the previous two "Despicable" movies) is as predecible - y tan poco nutritivo- como una Coca-Cola Clásica.

Luego de perder sus empleos y enterarse de su hermano perdido, Gru y Lucy se dirigen a la base de Dru en Freedonia (un guiño a “Duck Soup” de Marx Brother para Abuela y Abuelo), en donde Dru invita a su hermano a aprender cómo volverse villano. Detectando una oportunidad para congraciarse con la Liga de Anti Villanos y con su hermano que aspira ser ladrón, Gru accede a ayudar a Dru a robarle de vuelta el diamante a Balthazar.

Mientras tantos, Lucy lucha con los riesgos emocionales de convertirse en la madrastra de los tres hijos adoptados de Gru, de los cuales el más jóven, Agnes (Nev Scharrel), tiene su propia sub trama que involucra la continuación de una obsesión con unicornios. Por razones en los que no vale la pena ahondar, los Minions de Gru terminan de alguna manera en prisión, proporcionando una narrativa cursi que es virtualmente un cortometraje, ya que no tiene nada que ver con el resto de la película.

Pero las personas si aman a los Minions. Más poder para ti.

No hay nada que está en juego acá - incluyendo originalidad - en una película de verano que se siente como un refrigerio anodino y fungible, pero el cual probablemente solo va a ser recordado de esa manera por personas con la edad suficiente para saber lo que esas palabras significan. “Mi Villano Favorito 3” decepciona, así sea levemente, no solo porque es mala pero porque solo aspira a ser lo suficientemente buena.


Dos estrellas. Clasificación PG. Contiene algo de humor rudo leve y acción. 91 minutos.

Guía de Clasificación: Cuatro estrellas obra maestra, tres estrellas muy buen, dos estrellas OK, un estrella pobre, no estrellas pérdida de tiempo.