0

Los hábitos de compra están afectando los empleos estadounidenses, especialmente hoy

Estamos comprando por Internet con la misma frecuencia con la que sacamos la basura.

Estamos comprando por Internet con la misma frecuencia con la que sacamos la basura.

Mas y mas estadounidenses están adoptando una tendencia que los grupos laborales han empezado a temer: estamos comprando por Internet con la misma frecuencia con la que sacamos la basura.

Alrededor de un tercio de los adultos compran algo en la computadora o en el celular al menos una vez a la semana, a diferencia de un 21 por ciento el año 2013, de acuerdo a una nueva encuesta de una compañía de consultoría que vigila las tendencias del comercio electrónico.

La encuesta de casi mil 600 personas alrededor del país encontró que casi la mitad prefiere comprar bienes via web, según mostró la data de Walker Sands. Hoy en día, eso incluye casi todo: mercado, prescripciones, colchones, vestidos de fiesta. Solo el cuatro por ciento de los encuestados han evitado por completo los envíos en línea.

Sin embargo, nuestra cambiante preferencia está pasando factura a ciertos trabajos en tiendas al detal.

"Se ha vuelto muy fácil y conveniente", dijo el analista Erin Jordan, quien dirigió el reporte. "Las personas se están acostumbrando a eso".

La data fue construida sobre los hallazgos del año pasado por parte del Centro de Investigación Pew, el cual reportó que 8 de cada 10 estadounidenses compran en Internet. Cuando los investigadores hicieron por primera vez esa pregunta en el 2000, solo 22 por ciento de los encuestados dijeron que alguna vez habían comprado algo a través de una pantalla.

Desde el año 2000, un creciente número de 46 por ciento de tiendas por departamento se han desvanecido, según muestra la data del gobierno. El ritmo se está acelerando.

Al menos cinco mil 300 tiendas han anunciado su cierre este año, triplicando el número del mismo período en 2016, de acuerdo a datos del Fung Global Retail & Technology, una encubadora de Nueva York.

Entre 2013 y 2017, las tiendas de ropa de Estados Unidos perdieron alrededor de 64 mil empleos. Desde enero hasta junio, las tiendas de mercancía general, tal como Sears o Macy's, vieron como desaparecían 31 mil empleos.

Estas posiciones, las cuales pagan una media de 13 dolares la hora, las sostienen de manera desproporcionada por mujeres (60 por ciento). Están esparcidas a lo largo del país pero tienden a concentrarse en ciudades. A pesar de que mas trabajadores de tiendas han perdido sus empleos en los años recientes que, por ejemplo, los trabajadores del carbón, el conjuto de las tiendas al detal no refuerzan la economía de estados específicos como el carbón lo hizo para el Oeste de Virginia.

El declive de las tiendas físicas ha coincidido con el crecimiento del comercio electrónico. La Federación Nacional de Tiendas al Detal, un grupo comercial en Washington, espera que las tiendas en línea crezcan este año entre 8 y 12 por ciento, o hasta tres veces la tarifa general de la industria.

Esta no es la primera vez que un cambio cultural ha afectado el mundo de tiendas al detal.

En los años 70 y 80, el crecimiento de los centros comerciales en los suburbios crearon mas empleos en las comunidades afuera de las ciudades pero latigaron a los centros de comercio en los centros de la ciudad. El creciente interés en la compra en línea el día de hoy está haciendo lo mismo a las tiendas principales del país - "solo que más rápido", dijo Mark Cohen, director de estudios de tiendas al por menor en la escuela de negocios de la Universidas de Columbia.

Cohen dijo que la tendencia "está en una estado de aceleración. Y el Internet va a seguir creciendo"

Cohen dice que lo que encabeza esta tendencia es que los compradores de mayor esas están volviéndose menos escépticos acerca de ingresar su número de tarjetas de crédito en una máquina. Y agrega que las generaciones mas jóvenes están adoptando asistentes de voz, tal como Google Home y el Alexa de Amazon, que pueden hacer los pedidos por ellos

Mientras tanto, los empleos para principiantes no están proliferando al ritmo que una vez lo hicieron, en gran parte debido a la automatización.

En el transcurso se los próximos cinco años, según la Oficina de Estadíaticas Laborales, el empleo de cajeros en los Estados Unidos está proyectado a que crezca dos por ciento, mientras el promedio de todos los empleos es un incremento de siete por ciento.

"Los avances tecnológicos, tal como las cajas para auto gestión de las compras en tiendas y las crecientes ventas en línea, continuarán limitando la necesidad de cajeros", de acuerdo al sitio Web BLS.

Amazon reportó lo que llamó unas ventas récord el martes. El gigante del comercio electrónico dijo que las ventas para el Día Prime, su evento de compras anual, aumentó 60 por ciento con respecto a su ventana de 30 horas el año pasado. (La compañía no publicó ninguna data dura). Amazon es propiedad de Jeffrey P. Bezos, dueño de The Washington Post.

En la medida en que la emoción del Día Prime inundaba las redes sociales - la venta fue tendencia tanto en Facebook como en Twitter - la Unión Internacional de Trabajadores Comerciales y de Comida, el cual representa a trabajadores de tiendas, publicó una declaración exhortando a compradores a "examinar los altos costos del modelo de negocios de Amazon".

"La brutal visión de Amazon para la venta al detal es una en la que la automatización necesariamente reemplaza a buenas personas y buenos empleos", dijo Marc Perrone, Presidente del grupo.

Mientras Amazon abraza la automatización - la compañía abrió un supermercado en Seattle el año pasado, que usa sensores en las puertas en vez de cajeros - emplea mas de 90 mil trabajadores tiempo completo a lo largo de su red y busca crear alrededor de 25 mil empleos mitad de tiempo en sus almacenes para la próxima primavera.



--