Quantcast
El Tiempo Latino
6:34 a.m. | 73° 8/24/2017

Mientras Maduro lleva a Venezuela a aguas inexploradas, la oposición se queda con pocas opciones


La ciudadanía se preocupa por la falta de un liderazgo fuerte entre la coalición opositora.

Anthony Faiola | The Washington Post | 7/31/2017, 11:08 p.m.
Mientras Maduro lleva a Venezuela a aguas inexploradas, la oposición se queda con pocas opciones
El secretario del Tesoro de los Estados Unidos, Steven Mnuchin (Izq.), y el asesor de Seguridad Nacional de Estados Unidos, H. R. McMaster (Der.), llegan a una rueda de prensa sobre las sanciones contra Venezuela en la sala de prensa James Brady de la Casa Blanca | EFE/Michael Reynolds

CARACAS - El gobierno de Trump impuso ayer sanciones al presidente Nicolás Maduro, tras una elección que los críticos calificaron de punto de inflexión hacia la dictadura. Pero incluso con la presión internacional y la caída de la economía venezolana, los acosados activistas de la oposición se enfrentan a un nuevo y duro desafío.

¿Cómo podrían enfrentar una maquinaria socialista que ahora controla todas las ramas de gobierno?

Citando la "indignante toma de poder absoluto" de Maduro, el gobierno estadounidense congeló cualquier patrimonio estadounidense que él pudiera tener y prohibió a los estadounidenses hacer negocios con él. La decisión se produjo después de que Maduro llevara adelante la elección dominical creando un nuevo supercongreso compuesto enteramente por personas que apoyan su gobierno. Los legisladores recién electos incluían a su esposa e hijo. El cuerpo tendrá amplios poderes para reescribir la constitución y rediseñar el sistema de gobierno de Venezuela.

"Maduro no es sólo un mal líder", dijo el consejero de seguridad nacional del presidente Trump, H. McMaster. “Ahora es un dictador”.

Vídeo

¿Qué está ocurriendo en Venezuela? Te lo explicamos

A pesar del duro discurso de la Casa Blanca, las sanciones no alcanzaron la presión que muchos observadores esperaban. Maduro rápidamente desestimó las medidas, diciendo en la televisión que se impusieron porque no obedecía al "imperio norteamericano". Agregó: "Imponga todas las sanciones que quiera, pero soy un presidente libre".

Todavía están sobre la mesa medidas potencialmente más amplias -incluyendo una acción contra la importante industria petrolera de Venezuela. Pero la oposición aquí se está quedando sin tiempo para cambiar la corriente, y ahora se enfrenta a nuevas y significativas amenazas.

La elección fue boicoteada por la oposición, y muchos venezolanos se burlaron de la opinión del gobierno de que más del 40 por ciento de los votantes participaron. Bajo el mentor de Maduro, el fallecido líder izquierdista Hugo Chávez, muchos venezolanos pensaron que los resultados de las elecciones nacionales eran generalmente creíbles, aunque los candidatos se quejaron de que utilizó recursos estatales para tener ventaja. Pero los activistas de la oposición calificaron el voto del domingo como un punto de inflexión, afirmando que sólo alrededor del 12 por ciento de los venezolanos participaron, en lo que llamaron un rechazo histórico a Maduro y sus planes.

Luisa Ortega Díaz, Fiscal General de Venezuela, que rompió con el gobierno en marzo, declaró el lunes que la Constituyente era fraudulenta. Sugirió que Maduro y su círculo íntimo, incluyendo a un vicepresidente acusado por el gobierno estadounidense de narcotráfico, buscarían ahora usar la nueva asamblea para monopolizar el dinero y el poder.

"¿Cómo vamos a controlar el presupuesto público ahora, cómo vamos a saber cuánto y en qué cosas se invierte el dinero? ¡Qué bueno para ellos!", dijo.

"Este no es el proyecto que Hugo Chávez quería para el país", continuó. "Está lejos de ahí".

Maduro ha dicho que propuso la nueva asamblea para traer la paz después de cuatro meses de manifestaciones a menudo violentas que protestan contra el colapso de la economía y el creciente autoritarismo. El organismo tendrá poderes extraordinarios para reformar el gobierno y las leyes de Venezuela.