Quantcast
El Tiempo Latino
1:56 a.m. | 49° 6/18/2019

Estados se preparan para enfrentar al zika, con recursos en peligro


Shefali Luthra y Carmen Heredia Rodríguez | Kaiser Health News | 6/1/2017, 10:53 p.m.
Estados se preparan para enfrentar al zika, con recursos en peligro
La farmacéutica Sandra Crutcher prepara una dosis de la vacuna Zika para su uso en un ensayo clínico en la Facultad de Medicina de la Universidad de Maryland en Baltimore. | Bill O'Leary | The Washington Post

Mientras tanto, el presupuesto de la Casa Blanca que se dio a conocer el martes 23 de mayo propone establecer un fondo de emergencia para financiar las respuestas a brotes como los del zika. Pero también pide un recorte de $1.300 millones a los CDC y recorta $838 millones del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, la agencia que respalda el desarrollo de vacunas. Hasta ahora, ha habido poca discusión en el Congreso para aprobar fondos adicionales.

"El financiamiento del Congreso ha sido crítico para nuestra respuesta al zika. Sin embargo, se necesitará apoyo adicional", dijo Rick Bright, director de la Biomedical Advanced Research and Development Authority, una subsidiaria del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) de los Estados Unidos.

Algunos defensores también advierten que el congelamiento en curso de las contrataciones en el HHS podría limitar la capacidad de la agencia para apoyar una respuesta al zika.

"Obviamente vivimos tiempos difíciles cuando se trata de restricciones presupuestarias", dijo Tom Skinner, vocero de los CDC. "Y tenemos que encontrar maneras creativas de hacer lo mejor que podemos con lo que nos dan".

Expertos advirtieron que, si esas limitaciones frustran los esfuerzos de vigilancia este año, será más difícil saber exactamente cuándo impacte el zika. Ese punto ciego pone a las mujeres en edad fértil, para las que las consecuencias del virus son más dramáticas, en mayor riesgo. Los informes destacan la microcefalia como una consecuencia significativa, pero un creciente campo de investigación sugiere que su impacto en los niños puede ser más amplio, y puede manifestarse años después del nacimiento.

"Sin vigilancia activa, me preocupa que hayamos perdido [muchos casos de] zika el año pasado y vayamos a perder [casos] este año", dijo Peter Hotez, decano de la Escuela Nacional de Medicina Tropical del Baylor College of Medicine, en Houston. "Si usted es una mujer en edad reproductiva, vive en la Costa del Golfo de los Estados Unidos, o Arizona o el sur de California, y está embarazada o podría estar embarazada, realmente no sabe si el zika está en su área o no".

Texas, que experimentó seis casos de transmisión local de zika el año pasado, ha identificado condados que considera más vulnerables. En esas áreas, se aconseja que todas las mujeres embarazadas se hagan la prueba del zika como parte de su atención prenatal de rutina. El estado trabaja con los CDC para controlar cuántas mujeres embarazadas resultan positivas y tiene la intención de monitorear a los bebés nacidos de madres que estuvieron infectadas.

Sin embargo, el seguimiento a largo plazo probablemente requerirá más financiamiento, señaló Chris Van Deusen, portavoz del Departamento de Servicios de Salud de Texas. Y el aprovechamiento de la atención prenatal para impulsar las pruebas del zika tiene sus propias deficiencias. Van Deusen señaló que muchas mujeres que corren mayor riesgo son de bajos ingresos y, por lo tanto, tienen menos probabilidades de interactuar con el sistema de atención médica o de recibir atención prenatal. A esas personas no se les realizará pruebas o no se las contará en los esfuerzos de rastreo del zika en el estado.