Quantcast
El Tiempo Latino
8:54 p.m. | 83° 7/17/2018

La "Mujer Maravilla" marca el retorno triunfante de DC a las buenas historias


La estrella Gal Gadot y la directora Patty Jenkins dan a Warner Bros. y a DC la película que han estado esperando.

David Betancourt | The Washington Post | 6/2/2017, 10:46 a.m.
La "Mujer Maravilla" marca el retorno triunfante de DC a las buenas historias
Gal Gadot como Diana en "Wonder Woman". | Clay Enos — DC Comics-Warner Bros. Pictures

La “Mujer Maravilla” es la primera obra maestra de Warner Bros. y la era de la Liga de la Justicia de DC Entertainment.

Conmovedora y llena de acción, con un ocasional filo oscuro y mucho humor, la “Mujer Maravilla” canaliza - más que ninguna otra película de historietas de DC de Warner Bros.- la emoción de las películas clásicas que ha estado faltando en el actual repertorio de largometrajes de superhéroes de la compañía: inspiración.

La película se siente apartada del muchas veces poco aclamado universo cinematográfico de DC Comics, a la cual se encuentra conectada. No significa que no hayan fanáticos que no amen las propuestas iniciales de DC. Si te gusta “Hombre de Hierro”, “Batman vs. Superman: Ocaso de la Justicia” y “Escuadrón Suicida”, entonces la “Mujer Maravilla” debería ser un punto de exclamación de tu fanatismo. Si no te gustaron esas películas, no deberías dejar de disfrutar esta.

La “Mujer Maravilla” está realzada por su ambientación en el pasado: la Primera Guerra Mundial. Esto permite que la "Mujer Maravilla", se podría decir que una de las superhéroes más veneradas de todos los tiempos, tenga la historia de su origen que se merece sin la interferencia de otros personajes, antes de su eventual llamado a formar parte de la Liga de La Justicia.

Partes de la película tienen lugar en el presente con pistas de su conexión a la Liga de La Justicia, pero no lo suficiente como para desalentar los comienzos de una leyenda de las historietas en una película bien hecha.

Y también está Gal Gadot, quien tiene la tarea casi imposible de ser quien representa a la "Mujer Maravilla" después de haberlo hecho Linda Carter - y le da su toque propio.

No hay ninguna escena en la que Gadot no tome control de la pantalla - desde su entrenamiento como Mujer Maravilla en las islas desiertas de Themyscira, hasta su primera reacción a un “mundo de hombres”, hasta la acción de la Primer Guerra Mundial en la que enfrenta batallones enteros por sí misma.

A su lado en la pelea está Chris Pine, un protagonista de la lista A de Hollywood, que no logra opacar a Gadot a pesar de que tiene algunos momentos en los que se roba la escena y varios actos de heroísmo. Cuando no están esquivando balas juntos, el Steve Trevor de Pine (parte de un reparto estelar) desesperada y graciosamente trata de persuadir a Diana (la Mujer Maravilla) que no caminara alrededor de Inglaterra con su espada y su escudo todo el tiempo. Esos momentos muestran una fuerte química entre ellos, destacando otra diferencia que aparta a esta película de las otras de DC: el romance es igual de intenso que la acción.

En uno de las batallas finales de la película, luego de usar sus brazaletes para desviar una bala de vuelta a la pistola de la que salió, la Mujer Maravilla se hace cargo de un militar alemán que está impactado por su poder. “¿Qué eres?”, dice. Ella lo ve con una mirada que dice que ‘ya deberías saberlo’.