Quantcast
El Tiempo Latino
11:58 p.m. | 40° 11/17/2017

Para reducir las infecciones en hospitales, este médico propone ser maleducado


Anna Gorman | Kaiser Health News | 6/7/2017, 3 p.m.
Para reducir las infecciones en hospitales, este médico propone ser maleducado
La neonatóloga Joanna Parga, el cardiólogo pediatra Mark Sklansky y la enfermera Anahit Sarin-Gulian hablan de la zona libre de apretones de manos mientras permanecen en la unidad de cuidados intensivos neonatales del Centro Médico Ronald Reagan UCLA. Desalentaron los apretones de manos y sugirieron otras opciones: un puñetazo, un arco, una sonrisa. El objetivo era reducir la propagación de los gérmenes y la transmisión de la infección. | Anna Gorman | Kaiser Health News

"No somos como una operación militar", dijo Sklansky. "Estamos tratando de limitar el uso de apretones de manos".

Esta primavera, Sklansky y sus colegas publicaron los hallazgos de una encuesta sobre su experimento en el American Journal of Infection Control. Encontraron que es posible establecer estas zonas, que efectivamente pueden reducir la frecuencia de apretones de manos y que la mayoría de los trabajadores de salud apoyaron la idea. No se midió si evitar los apretones de manos realmente redujo la tasa de infecciones, pero Sklansky dijo que espera responder a esa pregunta en un estudio futuro.

Aviso de zona libre de apretones de mano en el UCIN del Centro Médico Ronald Reagan de UCLA.

Aviso de zona libre de apretones de mano en el UCIN del Centro Médico Ronald Reagan de UCLA.

Aunque el experimento formal ha terminado, los carteles todavía están desplegados en las NICU, y los médicos y las enfermeras aún desalientan los apretones de manos.

Evitar los apretones de manos es una forma efectiva de disminuir la propagación de los microbios, dijo Maureen Shawn Kennedy, redactora en jefe de la American Journal of Nursing. Los proveedores de atención médica se lavan las manos frecuentemente, dijo, pero a menudo no lo hacen por el tiempo suficiente o no usan la técnica adecuada. Y las bacterias en los hospitales viven en computadoras, teléfonos, tableros médicos y uniformes, señaló.

"Hay tantas razones para evitar apretones de manos, incluso cuando la gente sí se lava las manos", dijo Kennedy. "Sólo porque alguien viste elegante... no significa que no tiene bacterias en sus manos".

Aunque no hay datos que demuestren que reducir los apretones de manos limita las infecciones hospitalarias, un estudio comprobó que chocar los puños era más higiénico que dar la mano.

Sin embargo, algunos especialistas en enfermedades infecciosas creen que los trabajadores de la salud no necesitan dejar de darse la mano. Sólo tienen que lavárselas mejor.

En un editorial de 2015 publicado en el Texas Heart Institute Journal, Herbert Fred, un médico de Houston, escribió que "el problema no es el apretón de manos: es restregarse las manos". Los médicos necesitan asegurarse que sus manos están limpias antes de tocar a los pacientes.

Didier Pittet, quien se especializa en higiene de manos, dijo en un correo electrónico que las zonas libres de apretón de manos no son la solución para las infecciones adquiridas en el hospital. Simplemente "reflejan la falta de capacidad en la prevención y el control de las infecciones", dijo.

Sklansky estuvo de acuerdo en que los hospitales necesitan mejorar el cumplimiento de la higiene de las manos y dijo que las zonas libres de apretones de manos no están diseñadas para reemplazar el lavado de manos sino para complementarlo. "De hecho, creo que las zonas libres de apretón de manos traerán atención a las manos como vectores de la enfermedad y ayudarán a mejorar el cumplimiento de esta regla", dijo.

La neonatóloga Joanna Parga, quien participó en la encuesta sobre apretón de manos de la UCLA, dijo que le gustaba la idea cuando se enteró por primera vez, pero no estaba convencida de que funcionara. Estrechar la mano está "tan arraigado en nuestra cultura", y es cómo muchos médicos se conectan con los pacientes, agregó.