Quantcast
El Tiempo Latino
5:05 a.m. | 51° 10/19/2017

Travis Kalanick renunció como CEO de Uber, pero no se va a ninguna parte


Los expertos en gerencia dicen que la transición podría ser mas retadora para Kalanick, cuya reputación es de un Director Ejecutivo agresivo y muy inmiscuido en todo

Jena Mcgregor | The Washington Post | 6/25/2017, 10:42 p.m.
Travis Kalanick renunció como CEO de Uber, pero no se va a ninguna parte
Uber |

Con la renuncia del Director Ejecutivo de Uber, el martes pasado, Travis Kalanick se une al panteón de fundadores de compañías que han hecho esta difícil decisión en vida, así sea por un tiempo. Algunos lo hicieron por elección: Howard Schultz, Ralph Lauren. Muchos otros no: Dov Charney de American Apparel, George Zimmer de Men's Wearhouse's. Y por supuesto, muchos años atrás en 1985, el ejemplo que debe ser incluído en todas las historias de fundadores que han dejado su compañía: Steve Jobs de Apple.

Sin importar cómo se han ido, lo que mas tienen en común es cómo les costó desprenderse. Muchos fundadores tienen problemas dando a los sucesores la autoridad absoluta. Schultz una vez escribió que es como ser "un padre parado atrás viendo a su hijo tomar sus propias decisiones".

"Su DNA no permite que den un paso atrás y que puedan ser un miembro independiente de la Junta Directiva, dijo Peter Crist, presidente de la compañía de investigación Crist Kolder Associates. "Todavía se involucran. Todavía se inmiscuyen. Todavía llaman a personas de cargos inferiores para preguntales como anda todo".

Los expertos en gerencia dicen que la transición podría ser mas retadora para Kalanick, cuya reputación es de un Director Ejecutivo agresivo, con la filosofía de "ganar a cualquier costo", quien construyó una cultura "Hobbesiana" que ha sido atacada por no ser profesional, tener una conducta de fraternidad y varios alegatos de acosos sexuales.

"Él tiene una vena competitiva", dijo Jeffrey Sonnenfeld, un profesor de la Escuela de Negocios de Yale, que escribió un libro sobre la psicología de los Directores Ejecutivos que dejan su compañía. "Ésta no es una persona que se va a ir suavemente a la oscuridad".

Adicionalmente a su personalidad, el estilo gerencial de Kalancik ha sido descrito como particularmente involucrado en todo, un microgerente que se ha involucrado en detalles menores como el rediseño del logo de su compañía. Tiene un nivel de poder tan consolidado que la primera recomendación de la firma de abogados Convicyon and Burling acerca de las reformas culturales fue urgir a la compañía a recolocar algunas de las responsabilidades de Kalanick.

Incluso luego de que se tomara un permiso para ausentarse la semana pasada, Kalanick reportó haber mantenido el contacto frecuente con ejecutivos, haber entrevistado candidatos para las muchas vacantes del equipo ejecutivo de Uber y estar llamando con sus pensamientos. Luego de que el director David Bonderman hizo un comentario despectivo acerca de las mujeres durante una reunión de la compañía para tocar los temas culturales, Kalanick personalmente llamó para a sacar a Bonderman de la Junta Directiva, de acuerdo a un reporte del New York Times.

"El próximo CEO hará las cosas diferentes, y a Kalanick le va a costar por su inversión emocional", dijo Kerry Sulcowicz, un psiquiatra y psicólogo que asesora a Juntas Directivas y a Directores Ejecutivos, incluyendo varias start-up exitosas. Para muchos CEOs, "hay un alto riesgo de caer en la tentación de inmiscuirse. O peor: de activamente desautorizar al nuevo Director Ejecutivo, inconscientemente comportándose en una manera que destruye lo que es mas importante para él, como una manera de probarse a si mismo y al mundo que era irremplazable".