Quantcast
El Tiempo Latino
6:32 p.m. | 84° 7/27/2017

Ai Weiwei creando arte político en la era Trump: 'Se parte del cambio'


Su nueva exposición, "Ai Weiwei: Trace en el Hirshhorn", abrió el miércoles en el Museo y Jardín de Escultura Hirshhorn.

Peggy Mcglone | The Washington Post | 6/30/2017, 5:53 p.m.
Ai Weiwei creando arte político en la era Trump: 'Se parte del cambio'
Ai Weiwei, artista y activista de renombre internacional, se encuentra en el Museo Hirshhorn y en el Jardín de Escultura de Washington, DC, para su nueva exposición "Ai Weiwei: Trace at Hirshhorn". | Washington Post photo by Jahi Chikwendiu

WASHINGTON - El artista y provocador chino Ai Weiwei disfruta el simbolismo de exhibir sus retratos de disidentes políticos y activistas en Washington en un momento en que los derechos humanos y las libertades se están erosionando en todo el mundo.

No es un gesto sutil, pero eso se adapta a Ai. Después de todo, él es reconocido por una serie de fotografías en las que les saca el dedo a los principales monumentos nacionales, como la Casa Blanca y la Plaza de Tiananmen de Pekín.

"Hacer una muestra de retratos de prisioneros políticos aquí es muy significativo, especialmente hoy", dijo Ai durante una entrevista en el Museo y Jardín de Escultura Hirshhorn, donde está su nueva exposición, "Ai Weiwei: Trace en el Hirshhorn", abrió el miércoles. "Ahora más que nunca es relevante mirar esas cuestiones y valores y defenderlos".

Que los retratos están hechos de 1,2 millones de piezas de Lego enfatiza el toque lúdico del artista. Los juguetes son tan familiares como el agua y el aire, dice. La libertad debe ser omnipresente.

"Estos valores muy significativos a menudo están relacionados con las herramientas más simples", dijo Ai, de 59 años. El artista utiliza a menudo objetos cotidianos - desde mochilas para niños y taburetes de madera hasta semillas de girasol - para crear esculturas e instalaciones.

Llevando una simple camisa gris y pantalones verdes, su cabello oscuro y barba corta, Ai habla lenta y suavemente en inglés fluido, dominado durante sus 12 años en Nueva York hace tres décadas. Ha visitado recientemente Estados Unidos, pero esta es su primera visita al Hirshhorn, el museo de arte moderno del Smithsonian, que acogió una retrospectiva de su obra en 2012.

Es también la primera vez que ve "Trace", una pieza tentativa encargada para la exposición 2014, "@Large: Ai Weiwei en Alcatraz", que atrajo a más de un millón de personas a la antigua prisión de la isla en San Francisco.


En "Trace", los ladrillos de Lego crean imágenes pixeladas de 157 hombres y 19 mujeres de 30 países, entre ellos Nelson Mandela, Martin Luther King Jr., la periodista rwanesa Agnes Uwimana Nkusi y disidente chino y ganador del Premio Nobel de la Paz Liu Xiaobo.

Washington Post photo by Bill O'Leary

En "Trace", los ladrillos de Lego crean imágenes pixeladas de 157 hombres y 19 mujeres de 30 países, entre ellos Nelson Mandela, Martin Luther King Jr., la periodista rwanesa Agnes Uwimana Nkusi y disidente chino y ganador del Premio Nobel de la Paz Liu Xiaobo.

"Ai Weiwei: Trace en el Hirshhorn" abrió el miércoles en el Museo y Jardín de Escultura Hirshhorn y se exhibirá hasta el 1o. de enero.

hirshhorn.si.edu.


Defender la libertad es imperativo a medida que los líderes nacionalistas llegan al poder en todo el mundo, dijo. Él no exime a Estados Unidos de esta tendencia, diciendo que el presidente Donald Trump es parte de este movimiento global hacia la división.

"No es Trump mismo como persona, sino más bien como un representante de un poder de pensamiento que es más alto que el proceso democrático, de buscar el poder ignorando la libertad", dijo Ai. "Quiero que la gente, liberal y conservadora, piense en sus posiciones".

En "Trace", las piezas de Lego crean imágenes pixeladas de 157 hombres y 19 mujeres de 30 países, entre ellos Nelson Mandela, Martin Luther King Jr., la periodista ruandesa Agnes Uwimana Nkusi y el disidente chino y ganador del Premio Nobel de la Paz, Liu Xiaobo. Los retratos de colores brillantes se exhiben en el piso de la galería circular de Hirshhorn, que está alineada con un mural blanco y negro que Ai adaptó de una exhibición anterior. "La versión simple del animal que se parece a una llama pero es realmente una alpaca" caracteriza los pájaros de Twitter, cámaras de vigilancia y otras imágenes relaacionadas a la censura ya la libertad de expresión.