Quantcast
El Tiempo Latino
10:15 p.m. | 75° 9/22/2017

Para los “millennials”, buenas y malas noticias en el proyecto de salud del Senado


Anna Gorman y Kellen Browning | Kaiser Health News | 6/30/2017, 3:24 p.m.
Para los “millennials”, buenas y malas noticias en el proyecto de salud del Senado
Carly Carpenter, a la izquierda, y Chyneise Dailey están cada uno en los planes de seguro médico de sus padres, pero dicen que comprarán su propia cuando tengan que hacerlo. | Kellen Browning/California Healthline

Darlin Kpangbah, de 20 años, de Sacramento, está en Medi-Cal, pero dice que pagaría por un seguro médico si pierde la cobertura.

Kellen Browning/California Healthline

Darlin Kpangbah, de 20 años, de Sacramento, está en Medi-Cal, pero dice que pagaría por un seguro médico si pierde la cobertura.

Darlin Kpangbah recibe seguro de salud gratuito a través del Medicaid y está agradecida por la cobertura en caso de accidentes, como cuando se rasgó un ligamento de la pierna hace unos años. "Me siento como si estuviera propensa a lesionarme", dijo Kpangbah, de 20 años, quien vive en Sacramento, California. Sin seguro, dijo, el tratamiento por la lesión "hubiera sido imposible de pagar".

Adultos jóvenes como Kpangbah estuvieron entre los mayores beneficiarios del Obamacare, lo que ayudó a reducir los índices de millennials no asegurados a mínimos récord y proporcionó a millones de estadounidenses acceso a seguro gratuito o de bajo costo, así como cuidado de maternidad, tratamiento de salud mental y otros servicios.

Ahora, republicanos del Senado proponen rechazar y reemplazar la Ley de Cuidado de Salud Asequible (ACA), una medida que podría ayudar a algunos jóvenes reduciendo el costo de sus primas en los mercados de seguros privados, pero podría perjudicar a otros que lograron tener cobertura a través de una expansión masiva del Medicaid. Un análisis del proyecto de ley realizado por la Oficina de Presupuesto del Congreso (CBO) estimó que 22 millones de estadounidenses podrían perder cobertura bajo este proyecto de ley.

La legislación propuesta también mantendría una disposición popular del Obamacare que permitió a los adultos jóvenes hasta los 26 años permanecer en el seguro de sus padres. Pero el proyecto de ley en su forma actual también podría reducir drásticamente la cobertura de salud y el cuidado de otros adultos jóvenes, de acuerdo con críticos del proyecto de ley, que incluyen a la Asociación Médica Americana y la Asociación Americana de Hospitales.

"No se deje engañar", dijo Jen Mishory, directora ejecutiva de la organización de defensa Young Invincibles. "Esto va a ser un mal negocio, especialmente para los jóvenes más vulnerables".

Mishory dijo que una de las mayores preocupaciones es que los estados podrán optar por no exigir que las aseguradoras ofrezcan beneficios tales como cuidado de maternidad, atención de salud mental y medicamentos con receta, todos ellos utilizados comúnmente entre adultos jóvenes. "Verán que muchos jóvenes no recibirán el tipo de cobertura que necesitan", dijo.

Sin embargo, los cambios propuestos en los mercados podrían hacer que la cobertura sea más atractiva para los jóvenes. La CBO informa que el proyecto de ley del Senado daría lugar a un mayor número de personas jóvenes que pagarían menos al comprar planes privados. La propuesta permitiría a las aseguradoras cobrar a las personas mayores hasta cinco veces más que a otras, lo que podría significar primas más bajas para los jóvenes.

Al mismo tiempo, el proyecto de ley del Senado cambia la cantidad que deben pagar de su propio bolsillo por las primas los que califican para subsidios, lo que significa que las personas menores de 40 años podrían pagar una porción menor de sus ingresos por cobertura de lo que pagan bajo el Obamacare.

Pero los adultos jóvenes podrían enfrentar otros aumentos de costos debido a mayores deducibles y menos ayuda con los gastos de bolsillo. Algunos ya no calificarían para subsidios en absoluto, porque el proyecto de ley reduciría el umbral de ingresos para elegibilidad.