Quantcast
El Tiempo Latino
11:04 p.m. | 45° 11/19/2017

Consejos para no sufrir lesiones al palear la nieve


Con la llegada de la nieve no podemos escaparnos de la limpieza. Siga estos consejos para limpiar la nieve con éxito y de forma segura.

El Planeta Redaccion | 3/13/2017, 6:41 p.m.
Consejos para no sufrir lesiones al palear la nieve
Tómate tu tiempo para estirar y preparar tu cuerpo para la actividad con un simple calentamiento. |

Palear la nieve puede llegar a ser una tarea común y cotidiana para aquellos que viven en climas en los que estas condiciones son habituales. Sin embargo, no todos las personas están capacitadas para realizar esta dura tarea y ello hace que sufran algunas lesiones.

Los músculos más agarrotados y fíos son más propensos a la lesión que si están calientes y relajados. De todas maneras si esto sucede un fisioterapeuta puede ayudar a aliviar el dolor y a conseguir una recuperación más rápida. Tómate tu tiempo para estirar y preparar tu cuerpo para la actividad con un simple calentamiento caminando sobre el terreno y realizando algunos movimientos circulares con los hombros.

Tome en cuenta los siguientes trucos para evitar lesiones en el paleo:

Escoge una pala correcta para ti: una pala tiene la longitud correcta cuando se puede asir en vertical flexionando ligeramente las rodillas, flexionando 10 grados o menos, y cogiendo la pala confortablemente entre las manos al inicio del mango. Una pala con una hoja de plástico será más liviana que si es de metal, sometiendo a un esfuerzo menor a la columna vertebral; y a veces, una hoja de menor tamaño es mejor que una mayor. Esto evita el riesgo de palear demasiada nieve de una sola vez.

Las palas ergonómicas con un eje doblado son bastante buenas y han sido probadas por el Liberty Mutual Research Centre for Safety and Health en Hopkinton. Los investigadores han encontrado que la gente que usa palas de nieve de eje doblado se curvan 16 grados menos hacia delante que cuando usan palas de eje recto, haciendo que el corazón trabaje un poco menos.

Cuando agarras la pala, asegurate de que tus manos están separadas al menos 30 cm. Esto incrementará la palanca efectuada reduciendo la tensión en el cuerpo. Mantén siempre una mano cerca de la base de la pala para balancear el peso y disminuir la tensión de la parte baja de la espalda.

Palea la nieve adecuadamente: en cuclillas con las piernas separadas, rodillas flexionadas y espalda derecha. Elevate con las piernas, sin doblare a la altura de la cintura. Palea pequeñas cantidades de nieve y camina hasta donde quieres arrojarla. Sostener una palada de nieve con los brazos extendidos hace que la columna soporte demasiado peso. También, es apropiado rociar la hoja de la pala con un aerosol lubricante o de silicona para evitar que la nieve se quede pegada.

Mantente en la dirección en la que estas lanzando la nieve: esto ayudará a prevenir que la parte inferior de la espalda se retuerza y la fatiga y dolor de espalda del día siguiente que muchos experimentan.

Afronta la nieve pesada en dos pasos: empieza debastando la parte superior de la capa de nieve y después la inferior. Evita coger demasiado peso. Estás trabajando demasiado duro si no puedes decir una frase larga con una sola respiración. Si este es el caso, tomate un pequeño descanso o baja la intensidad del esfuerzo ligeramente.

Tómate descansos frecuentes: estate de pie recto, caminando periódicamente para extender la parte inferior de la espalda. Haz ejercicios de extensión poniendo tus manos en la parte de atrás de las caderas y flexiona el cuerpo hacia atrás ligeramente durante varios segundos. Como uno se inclina mucho hacia delante cuando se palea, hay que invertir este efecto enderezándose y curvándose hacia atrás ligeramente.

Abrigate lo suficiente y adecuadamente para mantener la temperatura del cuerpo.

Por último si tienes un problema de salud o no te encuentras bien, es mejor no tocar la pala.

Fuente: Canadian Physiotherapy Association