Quantcast
El Tiempo Latino
3:21 a.m. | 67° 5/30/2017

Tres congresistas republicanos de Virginia se oponen al plan de salud propuesto por su propio partido


La disidencia refleja el desafío que enfrentan los líderes de la Cámara para impulsar la propuesta que reemplazaría Obamacare.

Jenna Portnoy | The Washington Post | 3/15/2017, 11:13 a.m.
Tres congresistas republicanos de Virginia se oponen al plan de salud propuesto por su propio partido
Los congresistas de Virginia Dave Brat y Tom Garrett advirtieron que el plan de Ryan no iría lo suficientemente lejos como para revertir Obamacare. | Melina Mara/The Washington Post

Tres de los siete miembros republicanos del Congreso representantes de Virginia se han pronunciado contra el plan del Presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, de revisar la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Costo -conocido como Obamacare- y los otros cuatro aún no han fijado su posición.

La disidencia, de dos conservadores de línea dura y otra moderada, refleja el desafío que enfrentan los líderes de la Cámara para impulsar una propuesta que la Oficina de Presupuesto del Congreso (COB, por sus siglas en inglés) dijo que reduciría el déficit, pero también dejaría a 24 millones de estadounidenses sin seguro.

Durante semanas, los congresistas de Virginia Dave Brat y Tom Garrett, ambos miembros del Caucus de la Libertad, advirtieron que el plan de Ryan no iría lo suficientemente lejos como para revertir la ley de salud del presidente Barack Obama.

Luego, el lunes, el representante republicano de Virginia, Rob Wittman, anunció que él también se opone al plan, diciendo que “está claro que este proyecto de ley no es consistente con los principios de derogación y reemplazo que represento”.

La medida fue inesperada porque Wittman tiene un récord de votos moderado y, sin el apoyo de miembros como él, dicen los expertos, el proyecto de ley no será aprobada en su forma actual.

“Wittman representa al tradicional republicano de la región media del Atlántico. Él no es miembro del Tea Party, él no es republicano del Caucus de la Libertad. Él es un legislador”, dijo David Wasserman, quien es editor de la sección “House” del sitio no partidista Cook Political Report.

A través de un portavoz, Wittman rechazó las solicitudes de entrevistas. Mensajes de agradecimiento inundaron sus cuentas de redes sociales.

El resto de la delegación republicana del estado en el Congreso no ha tomado una posición pública sobre el plan de Ryan. Ellos son los representantes Bob Goodlatte, Morgan Griffith, Barbara Comstock y Scott Taylor. El único republicano en la delegación de Maryland, el representante Andy Harris, dijo en una entrevista radial el viernes pasado que se opone al proyecto de ley en su forma actual. Los miembros demócratas del Congreso de Maryland y Virginia quieren derrotar el plan.

El plan republicano para revisar la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Costo es un campo políticamente minado para miembros como Comstock, quien representa un distrito del norte de Virginia donde Hillary Clinton tenía una ventaja de 10 puntos sobre Trump en las elecciones presidenciales de noviembre.

“La legislación es un trabajo en progreso, y seguimos hablando con los electores, profesionales médicos y otros grupos de interés sobre sus preocupaciones y las reformas necesarias”, dijo el portavoz de Comstock, Jeff Marschner, en un comunicado.

Goodlatte, el principal republicano en la delegación y presidente del Comité Judicial de la Cámara, dijo en un mensaje a los electores la semana pasada que todavía estaba revisando el plan de Ryan “para asegurarse de que sea un mejor camino para los virginianos que nuestra situación actual”.

Griffith, en su boletín semanal a los electores el lunes, dijo que esperaba que el proyecto de ley cambiara antes de ser derrocado y planea ofrecer una enmienda que requiera a los beneficiarios “sanas” de Medicaid sin niños jóvenes o discapacitados trabajar o ser reentrenados.