Quantcast
El Tiempo Latino
1:41 a.m. | 40° 11/18/2017

Veto migratorio: Todos los caminos conducen a la Corte Suprema


Esto es lo que sigue con relación a la nueva Orden Ejecutiva del presidente Trump, que quedó sin efecto por orden de los tribunales de Hawái y Maryland.

Matt Zapotosky | The Washington Post | 3/16/2017, 12:32 p.m.
Veto migratorio: Todos los caminos conducen a la Corte Suprema
El presidente Trump ha sugerido publicar de nuevo el primer veto migratorio y luchar por ello en los tribunales. | Jabin Botsford/The Washington Post

Si el Departamento de Justicia presentara otra vez una moción de emergencia para detener el fallo de Watson, tendrían tres jueces diferentes para considerarlo. El panel de mociones para el mes de marzo está compuesto por Milan D. Smith, Jr., un juez nombrado por el ex presidente George W. Bush; Morgan Christen, nombrado por Obama, y John B. Owens, otro nominado por Obama. Los jueces que rechazaron la última apelación fueron Michelle T. Friedland, quien fue nombrada por Obama; Richard R. Clifton, quien fue designado por George W. Bush; y William C. Canby Jr., quien fue nombrado por el ex presidente Jimmy Carter.

Las consideraciones esta vez son algo diferentes. La primera orden ejecutiva de Trump prohibió la entrada a ciudadanos de siete países de mayoría musulmana, y resultó en la revocación provisional de decenas de miles de visas. El nuevo veto migratorio no afecta a los actuales titulares de visados, afecta sólo a seis países y detalla una sólida lista de personas que podrían solicitar excepciones. Ambos decretos suspendieron el programa de refugiados.

La decisión anterior del Noveno Circuito, sin embargo, es instructiva en muchos aspectos. El panel de tres jueces escribió, por ejemplo, que incluso un decreto que eximiera a los residentes permanentes y otros no abordaría sus preocupaciones acerca de los ciudadanos estadounidenses con interés en el derecho a viajar de los que no ciudadanos. Y los fallos de la corte de distrito sobre el nuevo veto migratorio apuntaron ampliamente a los comentarios del Presidente Trump y los principales asesores que indicaban que querían impedir que los musulmanes ingresaran a Estados Unidos.

El Departamento de Justicia tendría que convencer a los tribunales de apelaciones de que esa evidencia -que según escribieron los jueces de Hawái y Maryland son una fuerte indicación de que el decreto podría desfavorecer a una religión y violar la Cláusula de Establecimiento de la Primera Enmienda- no debe ser considerada, no es relevante o no representa una muestra de lo que los demandantes afirman que hace.

Cabe destacar que el Noveno Circuito reveló el miércoles pasado que la mayoría de sus jueces no habían votado a favor de reconsiderar la opinión del panel de tres jueces sobre el primer veto migratorio. Cinco jueces, sin embargo, disintieron, declarando que Trump estaba bien dentro de su autoridad, incluso la primera vez, y que la controversia sobre la aplicación de la medida podría haber llevado a una decisión errónea.

“Todos somos muy conscientes de la enorme controversia y el caos que siguieron a la emisión de la Orden Ejecutiva. La gente impugnó el alcance de los intereses de seguridad nacional que están en juego y debatieron el valor que el decreto añadió a nuestra seguridad contra el sufrimiento real de emigrantes potenciales”, escribió el juez Jay S. Bybee por los disidentes. “Tan tentador como es usar el poder judicial para equilibrar esos intereses en competencia como mejor nos parezca, no podemos dejar que nuestras inclinaciones personales estén por encima de los principios importantes y generales sobre quién puede tomar decisiones en nuestra democracia”.