Quantcast
El Tiempo Latino
3:56 a.m. | 73° 9/25/2017

Escuelas abordan los temores de deportación entre las familias inmigrantes


Moriah Balingit, Emma Brown | The Washington Post | 3/23/2017, noon
Escuelas abordan los temores de deportación entre las familias inmigrantes
Estudiantes inmigrantes en High Point High School en Beltsville, MD, 2 de febrero 2016 se reúnen para apoyarse mutuamente tratando de enfrentarse al trauma que experimentaron antes de venir a los Estados Unidos. Las escuelas del condado de Prince George están viendo una afluencia de inmigrantes, al igual que las escuelas en todo el país. | Astrid Riecken — Para The Washington Post

El Superintendente de Escuelas en Harrisonburg, Virginia, se encontraba en reunión de padres este mes cuando una madre rompió en llanto. explicando que estaba indocumentada. Preguntó ¿qué haría la escuela si la separaban de sus hijos?

“Recuerdo caminar hacia ella, ponerle el brazo sobre su hombro y decirle ‘Tus hijos están seguros en nuestra escuela’ “, dijo Scott Kizner, el Jefe de Escuelas de la ciudad. Pero al mismo tiempo aconsejó a los presentes en esa reunión de Shenandoah Valley, que los padres que estuvieran preocupados por ser deportados “necesitaban hacer planes”.

La promesa del Presidente Donald Trump de abatir la inmigración ilegal está llevando a que escuelas con largas comunidades de inmigrantes a lo largo del país consideren cómo cuidar a los niños cuyos padres pudieran ser detenidos en redadas federales. Padres, maestros y administradores han realizado preguntas acerca de cómo deben responder las escuelas en el caso de que agentes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés) vengan a la escuela para llevarse a estudiantes u obtener récords, aún cuando las políticas de la agencia restringen aplicar medidas coercitivas en instalaciones escolares.

Oficiales en Sacramento, Denver, Chicago y Miami han declarado sus escuelas unos refugios, fuera del alcance de los agentes de ICE sin permisos especiales u orden judicial.

La Junta Directiva Escolar de Los Ángeles votó días después de las elecciones de noviembre a favor de resistir frente a cualquier intento de la administración de Trump de usar data estudiantil para motivos de inmigración. Una escuela distrital de Wisconsin envío información advirtiendo a los padres, que si agentes del ICE visitan su familia, mantengan sus puertas cerradas, mantuvieran silencio y se negaran a firmar lo que sea.

En Virginia, el Jefe de Escuelas Estatales instó a los Superintendentes Locales a asegurarse que las escuelas tengan actualizados los contactos de emergencia de padres y se preparen para situaciones en la que los niños se queden varados en la escuela.

El Departamento de EduCación del Estado Maryland no ha publicado esas medidas pero la vocero dijo que las políticas del estado han sido durante mucho tiempo las mismas que laS de Virginia. Las Escuelas Públicas de D.C. sacaron un comunicado en seis idiomas instando la preparación previa: “Discutan si quisieran que sus niños permanezcan aquí en los Estados Unidos, o si quisieran que se fueran con ustedes”.

Los educadores dicen que conectar a los padres con herramientas comunitarias que los ayuden a prepararse para escenarios de separación de familias, es parte de su trabajo para asegurarse de que los niños se sienten lo más seguro posible en clases.

“Nuestra meta es que los niños vayan a la escuela y que se motiven con aprender”, dijo Steven Staples, Superintendente de Instrucción Pública en Virgina. “Un niño con miedo no logra aprender mucho”. También diJo que el estado no quiere que los niños “pierdan días de escuela debido a preocupaciones por el estatus de inmigración”.

Millones de niños en los Estados Unidos se enfrentan a una mayor incertidumbre en casa debido a los cambios en las políticas de inmigración. El Pew Research Center estimó que 3.9 millones de niños alumnos tenían un padre inmigrante no autorizado en 2014 - o 7.3 por ciento de todos los niños alumnos. Cerca de 725 mil de esos niños eran inmigrantes no autorizados.