Quantcast
El Tiempo Latino
1:13 a.m. | 49° 12/14/2018

Estas primeras generaciones de chinos-americanos se están oponiendo fuertemente a leyes de asilo


Bill Turque | The Washington Post | 3/26/2017, 3:01 p.m.
Estas primeras generaciones de chinos-americanos se están oponiendo fuertemente a leyes de asilo
Los opositores y partidarios de la propuesta de hacer el condado de Howard un condado del santuario llenaron las cámaras antes de que el consejo votara el 6 de febrero. | Katherine Frey para The Washington Post.

La senadora Susan Lee, D-Montgomery, entró en una intensa discusión con activistas chino-estadounidenses recientemente sobre un proyecto de ley de protección a inmigrantes que ayudó a patrocinar.

Jonathan Newton para The Washington Post

La senadora Susan Lee, D-Montgomery, entró en una intensa discusión con activistas chino-estadounidenses recientemente sobre un proyecto de ley de protección a inmigrantes que ayudó a patrocinar.

Hongling Zhou vino a Maryland para hacer un doctorado en la Universidad de Johns Hopkins y luego esperó 14 años para hacerse ciudadana de los Estados Unidos.

“No fue fácil, pero lo hicimos con dignidad”, dijo al comité del Senado Estatal de Maryland el mes pasado. Zhou, una madre de dos niños de la Escuela del Condado de Howard y técnica en estadística para una agencia federal, dijo que esa es la manera en la que los inmigrantes deberían venir a América. “Todo el mundo debería seguir la ley terrenal”, dijo Zhou. “Nadie debería de estar por encima de la ley”.

Mientras legisladores de Maryland consideran propuestas para proteger a inmigrantes indocumentados limitando la cooperación con autoridades federales, algunas de las voces más persistentes y apasionadas que se oponen han sido chinos-americanos.

Organizados bajo grupos como la Red de Chinos-Americanos de Maryland y la Coalición GOP de Asiáticos-Americanos, docenas han testificado en contra la Ley de Fideicomisos de Maryland, para prohibir el uso de fondos locales y estatales para apoyar la orden federal para inmigrantes. También para prohibir a los policías a hacer preguntas de status de inmigración en paradas de tránsito y otras actividades.

De los 32 representantes que se opusieron al proyecto de ley del mes pasado en la audiencia del Comité Judicial de la Casa de Representantes del Estado, 27 fueron chinos-americanos. Mas o menos el mismo número que resultó en una sesión del Ayuntamiento de Rockville el 6 de marzo, hablando en contra del proyecto de ley que codificaría políticas existentes que prohiben a la policía a ejercer fuerza en la ley federal de inmigración. Los mismo grupos organizaron la lucha de una medida similar del Ayuntamiento de Howard en febrero, que casi pasa antes de que fuera vetada por el Director del Condado, Allan Kittleman, del partido Republicano.

Es una inusual explosión de activismo por parte de una comunidad conformada principalmente por inmigrantes de primera generación, concentrados en los condados de Montgomery y Howard, quienes han evitado en gran parte involucrarse con temas locales. Y es el activismo que los coloca en problemas con los grupos activistas más tradicionales de asiáticos-americanos.

Los líderes del movimiento dicen que la agenda agresiva de inmigración del Presidente Trump ha resonado con al menos un segmento de los casi 60 mil chino-americanos en los suburbios de Maryland. Muestran a inmigrantes indocumentados como la fuente del aumento de crímenes -lo cual no ha sido validado por data local o nacional- y la carga financiera en escuelas. La posibilidad de mayor protección para ilegales parece ofender profundamente a este grupo inmigrantes.

Hong Chen dijo a los miembros del Ayuntamiento de Rockville que viajó a Canadá para no permanecer ilegal en el país cuando su visa se venció en 1996. Pudo regresar al país cuando su esposa recibió la visa H1B, diseñada para trabajadores extranjeros con habilidades especiales.

“El gobierno local no debería elegir cuales leyes aplicar”, dijo Chen, de 55 años de edad que vive en Potomac, Maryland, y gerencia una oficina dental.