Quantcast
El Tiempo Latino
2:51 p.m. | 86° 9/19/2018

Trump califica a los inmigrantes como criminales peligrosos, pero la evidencia demuestra lo contrario


Dos informes publicados por Sentencing Project y el Instituto Cato confirmaron que los inmigrantes cometen delitos a una tasa menor que los estadounidenses.

David Nakamura | The Washington Post | 3/27/2017, 12:49 p.m.
Trump califica a los inmigrantes como criminales peligrosos, pero la evidencia demuestra lo contrario
Los críticos de Trump dicen que su administración está infligiendo intencionalmente los supuestos peligros de los inmigrantes para conseguir más apoyo para sus duras políticas migratorias. | Jabin Botsford/The Washington Post

Más allá de la inmigración ilegal, Trump ha caracterizado a los inmigrantes legales como potenciales amenazas terroristas en sus intentos de promulgar una prohibición a los refugiados y viajeros mayoritariamente de naciones musulmanas. Aunque sus dos vetos migratorios han sido bloqueadas en una corte federal, la más reciente incluyó una disposición que obligaba al gobierno a comenzar a publicar información sobre actos de “violencia de género contra las mujeres”, incluyendo "homicidios de honor" en los Estados Unidos cometidos por extranjeros.

En una visita al DSN en enero, durante la cual firmó un par de órdenes ejecutivas para acelerar las deportaciones en Estados Unidos, Trump dijo: “Los expertos hablan de cómo la aplicación de las leyes de inmigración puede separar a las familias inmigrantes ilegales, pero las familias que las que no hablan son las familias de los estadounidenses”.

El foco de Trump en esas familias, a través de la nueva oficina llamada Víctimas de Delito de Inmigración (VOICE, por sus siglas en inglés), representa una abrupta ruptura a la retórica de su predecesor. El presidente Barack Obama hizo hincapié en el equilibrio entre el respeto de la ley y mostrar empatía hacia los inmigrantes que no habían cometido crímenes, en particular aquellos conocidos como “soñadores” (dreamers) que llegaron ilegalmente al país como niños y que a menudo eran representados como trabajadores que hacen grandes esfuerzos.

La semana pasada, el secretario de prensa de la Casa Blanca, Sean Spicer, citó un caso de violación en una escuela secundaria de Rockville, Maryland, en la que los dos presuntos autores adolescentes estaban ilegalmente en el país para justificar las políticas de línea dura de Trump.

“Parte de la razón por la que el presidente ha hecho de la inmigración ilegal y de la campaña para la reprimirla un gran asunto es por tragedias como esta”, dijo Spicer, en respuesta a una pregunta sobre el caso. “Por eso es apasionado al respecto, porque las personas son víctimas de estos crímenes ... La inmigración paga su precio con nuestra gente, si no se hace legalmente, y este es otro ejemplo”.

Los aliados de Trump también han ofrecido cobertura de crímenes sensacionales por inmigrantes. Breitbart, el sitio de noticias conservador supervisado previamente por el consejero mayor de la Casa Blanca, Stephen K. Bannon, dedica regularmente una sección en su página de inicio a tal contenido.

Trump apunta a destacar el hecho de que “la mala política de inmigración tiene consecuencias para las familias estadounidenses”, dijo Mark Krikorian, director ejecutivo del Centro de Estudios de Inmigración, que aboga por niveles de inmigración más bajos. “Cuando los medios de comunicación hacen historias sobre familias que están separadas porque un padre borracho es deportado, está bien, pero también hay muchas historias de víctimas entre los estadounidenses”.

Dentro del DSN, se dice que los funcionarios de carrera de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) están aliviados por las nuevas directrices de la administración Trump, dijo un funcionario de la carrera que habló bajo condición de anonimato para discutir asuntos internos.