Quantcast
El Tiempo Latino
10:05 a.m. | 38° 11/24/2017

Presidente del Senado: 'Maryland no se va a convertir en un estado santuario'


Josh Hicks | The Washington Post | 3/30/2017, 11:36 a.m.
Presidente del Senado: 'Maryland no se va a convertir en un estado santuario'
El presidente del Senado de Maryland, Thomas "Mike" Miller, visto el 22 de marzo en Annapolis, Maryland, ha dicho: "Yo no he presionado a nadie en el comité, pero definitivamente te diré que el comité no va a votar para permitir que Maryland se convierta en un Santuario ". | Jonathan Newton | The Washington Post

Un proyecto de ley de Maryland que limita la cooperación de la policía con autoridades federales de inmigración está en peligro de morir en el Senado del estado, luego de que la cabeza de la Cámara expresara preocupación acerca de la medida cuando solo faltan 12 días para la sesión legislativa.

“Maryland no se va a convertir en un estado santuario”, dijo durante una entrevista con reporteros el Presidente del Senado, Thomas “Mike” Miller, Demócrata por Calvert. “Nuestras iglesias no son santuarios, nuestras ciudades no son santuarios, y nuestro estado no se va a convertir en un estado santuario”.

La Cámara del Senado pasó la legislación la semana pasada, pero Miller dijo que el Comité Judicial del Senado, que se encuentra decidiendo si avanzar con la medida o no, no la va aprobar tal y como está en estos momentos.

"Yo no he presionado a nadie en el comité, pero definitivamente les digo que el comité no va a votar para permitir que Maryland se convierta en un estado santuario”, dijo.

Los comentarios de Miller vienen una semana después de la supuesta violación de un estudiante de la Escuela Secundaria de Rockville por parte de dos inmigrantes indocumentados. Los oficiales de la administración de Trump han citado el incidente en los últimos días como una razón para que la policía local de asista a las autoridades federales con acciones relacionadas a la aplicación de leyes de inmigración, provocando críticas a ese tipo de políticas por parte de oponentes.

El Acta de Confianza, tal como se le conoce a la legislación, prohibiría a la policía local y estatal de asistir con esfuerzos federales de aplicación de leyes de inmigración, deteniendo o cuestionando a individuos acerca de su país de origen o estatus de inmigración. También prohibiría a la mayor parte de las jurisdicciones de Maryland a detener a prisioneros indocumentados luego de su fecha de liberación, a menos de que agentes federales tengan una orden de la corte describiendo causa probable.

La medida incluye una excepción para los Condados de Frederick y Harford, a los cuales se les permitiría continuar con su participación en un programa federal especial que utiliza policía local para ayudar con la aplicación de leyes de inmigración.

Quienes apoyan el proyecto de ley dicen que la legislación protegerá a inmigrantes indocumentados que no representan una amenaza a las comunidades y asegurará que puedan reportar crímenes a la policía sin miedo a deportación.

Miller expresó simpatía con ese punto de vista pero sugirió que el estado debe ser cuidadoso de no obstaculizar esfuerzos de aplicación de leyes de inmigración.

“Quiero que nuestros ciudadanos sean libres de caminar por las calles sin tener que responder preguntas acerca de dónde son, quiero que puedan ir a la iglesia y a la escuela, quiero que puedan reportar crímenes sin miedo de ser arrestados”, dijo. “Pero en términos de obstaculizar el sistema judicial, Maryland no se va a convertir en un estado santuario”.

El Gobernador Larry Hogan, Republicano, ha prometido vetar el Acta de Confianza en el caso de que llegue a su escritorio, describiendo la medida como “un proyecto de ley alarmantemente irresponsable” que puede “poner en riesgo a nuestros ciudadanos”.

Una encuesta del Washington Post y Universidad de Maryland realizada este mes, encontró que el 71 por ciento de los residentes de Maryland creen que la aplicación de las leyes de inmigración se le debe dejar a las autoridades federales, mientras que 25 por ciento siente que la policía local debe tomar un rol activo en la materia.

Setenta y cinco por ciento de los encuestados dijeron que los inmigrantes ilegales podrían estar reacios a informar a la policía de crímenes si los oficiales locales se vuelven más activos en la identificación de individuos para deportaciones.

La encuesta fue realizada los días 16 a 19 de marzo entre una muestra al azar de 914 residentes de Maryland, y tiene un margen de error de más o menos 4 puntos porcentuales.

(Traducción El Tiempo Latino / El Planeta)