Quantcast
El Tiempo Latino
2:39 p.m. | 53° 11/17/2017

A pesar de Trump, millones esperan ganar lo que podría ser la última lotería de green cards de EE.UU


Más de 14 millones de personas en todo el mundo entraron en la lotería del año pasado. El martes, menos del 1 por ciento ganará.

Michael E. Miller | The Washington Post | 5/2/2017, 12:08 p.m.
A pesar de Trump, millones esperan ganar lo que podría ser la última lotería de green cards de EE.UU
Tarig Elhakim, a la izquierda, ha ganado la lotería de la green card. Su compañero de habitación, Abdelsalam Khalafalla, aplicó el año pasado y sabrá el resultado el 2 de mayo. Ambos están estudiando en Arlington, Virginia, para tomar exámenes médicos de los Estados Unidos. | Salwan Georges/The Washington Post

Este martes, más de 14 millones de personas ansiosas alrededor del mundo comenzarán a revisar computadoras y teléfonos inteligentes en uno de los rituales más extraños del sistema de inmigración estadounidense. Cuando el reloj llegue a mediodía en Washington, podrán visitar un sitio web del Departamento de Estado, escribir sus nombres, años de nacimiento y números de identificación de 16 dígitos. Luego presionarán "enviar" para saber si han ganado uno de los concursos más codiciados del mundo: la lotería de green cards de Estados Unidos.

Cada año, la Lotería de Visas de Diversidad, como es oficialmente conocida, otorga a un máximo de 55.000 extranjeros seleccionados al azar ─menos del 1 por ciento de los que ingresan al sorteo─ de residencia permanente en Estados Unidos.

La lotería actual coincide con un intenso debate sobre la inmigración y viene en medio de cambios de política que han hecho el país menos acogedor para los recién llegados. El presidente Donald Trump ha frenado la inmigración ilegal y presionado con planes para construir un muro a lo largo de la frontera con México. Ha emitido órdenes ejecutivas dirigidas a trabajadores extranjeros, refugiados y viajeros de ciertos países musulmanes mayoritarios.

Pero no ha dicho ni una palabra sobre la lotería de la green card.

Sus días pueden estar contados, no obstante. La lotería parece entrar en conflicto con la petición del presidente de un sistema de inmigración "basado en méritos". Y por lo menos dos proyectos de ley en el Congreso controlado por los republicanos buscan eliminar el programa.

"La Lotería de la Diversidad está plagada de fraude, no avanza en intereses económicos o humanitarios y ni siquiera fomenta la diversidad a la que refiere su nombre", según un comunicado de prensa del Senador Tom Cotton, republicano de Arkansas, co-patrocinador de uno de los proyectos de ley.

A los ojos de sus partidarios, la lotería proporciona a los Estados Unidos relaciones públicas positivas, contrarrestando la percepción de que el país ya no está a la altura de los ideales simbolizados por la Estatua de la Libertad.

Para los ganadores del pasado y los actuales solicitantes, la lotería es algo más simple: un boleto de oro que ni siquiera la agitación política actual de Estados Unidos puede empañar.

"Cambió mi vida", dijo Víctor Otero, de 43 años, contador de Venezuela que ganó en 2009 y se mudó a Maryland un año después. "Mira lo que le ha pasado a Venezuela mientras estoy aquí, me siento privilegiado".

La premisa de la lotería es simple. No está conectado con empleo o miembros de la familia en los Estados Unidos. En cambio, el único requisito es que los participantes sean adultos con un diploma de escuela secundaria o dos años de experiencia laboral. Los ganadores pueden traer cónyuges e hijos. Los ciudadanos de países que han enviado 50.000 personas a los Estados Unidos en los últimos cinco años -como Canadá, China, India, Nigeria y México- no son elegibles para participar.

La lotería, que se lanzó en su forma actual en 1995, es especialmente querida en Europa oriental y África. En los últimos años, las dos regiones han representado más de dos tercios de los ganadores de la lotería. En Liberia y otros países de África Occidental, casi el 10 por ciento de la población se aplica cada año.