Quantcast
El Tiempo Latino
5:09 p.m. | 67° 4/23/2018

Segundo juego entre Celtics y Wizards fue rudo y bonito a la vez


La victoria de Boston en tiempo extra tuvo un poco de todo, preparando el escenario para lo que sigue siendo una serie competitiva.

Jerry Brewer | The Washington Post | 5/3/2017, 3:20 p.m.
Segundo juego entre Celtics y Wizards fue rudo y bonito a la vez
El escolta de los Celtics Avery Bradley le roba el balón al base de los Wizards John Wall durante el tiempo extra en el segundo juego de las eliminatorias en Boston. | Jonathan Newton para el Washington Post

BOSTON - Por eso, durante meses, esperábamos que los Wizards de Washington y los Celtics de Boston resolvieran su rivalidad a fuego lento en la postemporada. Todos esos ladridos, empujones y ataques maliciosos durante la temporada regular, todos los dedos a la cara y los Wizards vestidos de negro antes de un juego creó el potencial para una espectacular eliminatoria de de baloncesto. El martes por la noche, la posibilidad explotó en una realidad cautivadora.

En el juego 2 de las semifinales de la Conferencia Este, este enfrentamiento al mejor en siete partidos aumentó de un primer partido suave y proporcionó las emociones y la tensión para justificar la anticipación. Este fue un juego sangriento, literalmente, la combinación perfecta de brutal y atractivo. Era doloroso mirar. Era hermoso ver.

Juego electrizante

John Wall: 40 puntos y 13 asistencias

Isaiah Thomas: 53 puntos

Resultado final: Celtis 129 - 119 Wizards

Serie: 2-0 a favor de Boston Celtics

Próximo juego: Jueves 4 de mayo de 2017

Hora: 8:00 p.m. ET

Cuando terminaron los 53 minutos de nervios, los Celtics se habían ganado 129-119 en tiempo extra en TD Garden. Una vez más, los Wizards malamente dejaron ir una ventaja de dos dígitos y una oportunidad de robarse una victoria. Pero esto se sentía más como un adelanto que como un juego de significado duradero. El mensaje: La competencia está encendida, y es más caliente que cualquier cosa que estos escuadrones relativamente jóvenes han experimentado en una postemporada. Esperemos que no se apague hasta después del último segundo del séptimo juego.

“Son un equipo muy bueno”, dijo el entrenador de los Celtics, Brad Stevens, quien habló con cautela después de que Boston tomó una ventaja de 2-0 en la serie eliminatoria. “No sé si pensamos en algo, tuvimos la suerte de ganar”.

Tuvimos la suerte de ser testigo de uno de los mejores duelos entre jugadores base en la historia de los playoffs de la NBA. La estrella de los Celtics, Isaiah Thomas, hablando sin parar con el delantero Markieff Morris de Wizards durante la mayor parte de la noche, anotó 53 puntos, lanzando y rebotando la pelota contra defensores, disparos aparentemente convincentes como para entrar en la canasta. En el otro extremo, John Wall terminó con 40 puntos y 13 asistencias, castigando a Boston con velocidad y poder.

Pero al final, el astuto arsenal ofensivo de Thomas superó el genial juego de Wall. Thomas anotó 20 puntos en el último cuarto de tiempo, nueve más en tiempo extra, y celebró apuntando a su muñeca para recordar a la audiencia de 18.624 personas que el agarre de su mano está en su momento.

Lo hizo después de someterse a unas 10 horas de trabajo dental los dos días pasados para reparar el daño de perder un diente de adelante en el primer juego. Y lo hizo por su hermana, Chyna, que murió en un accidente automovilístico el mes pasado. Thomas regresó a su casa a Tacoma, Washington, para asistir a su entierro el fin de semana pasado. El martes habría sido el cumpleaños número 23 de Chyna.