Quantcast
El Tiempo Latino
1:45 p.m. | 65° 5/24/2017

En medio de preguntas acerca de los vínculos entre Rusia y Trump, los protestantes se reúnen en frente de la Casa Blanca


Perry Stein | The Washington Post | 5/12/2017, 11:09 a.m.
En medio de preguntas acerca de los vínculos entre Rusia y Trump, los protestantes se reúnen en frente de la Casa Blanca
La gente protesta frente a la Casa Blanca el 10 de mayo para exigir una investigación del presidente Donald Trump después de despedir al director del FBI, James Comey. | Washington Post foto por Jabin Botsford

WASHINGTON - Cientos de personas en Washington extendieron su hora de almuerzo para asistir este miércoles a una protesta de última hora en frente de la Casa Blanca, un día después de que el Presidente Donald Trump despidiera al Director de la FBI, James Comey.

Los protestantes llevaban mensajes escritos en sobres manila que habían conseguido en sus oficinas, haciendo un llamado al gobierno federal para que asignara un fiscal independiente que investigue las acusaciones de la confabulación entre la campaña presidencial de Trump y el gobierno de Rusia. Otros piden la impugnación de Trump.

“Despidan la cortinilla no a Comey”, se leía en una pancarta de Bill Wydro, de 71 años de edad, quien es un maestro retirado de Rockville.

Martina Leinz, de 55 años, administradora del campus de D.C. de la Universidad John Hopkins, dijo que fue a la protesta con su colegas durante su tiempo de almuerzo.

“Estoy aquí porque nunca ha existido un punto en la historia en la que nuestra democracia se haya visto tan amenazada como ahora”, dijo. “Creo que es responsabilidad de los Republicanos levantar su voz en el Congreso y luchar en contra de esta burla”.

Los organizadores de la marcha realizaron distintos discursos durante los 90 minutos de protesta. Pero el ruido más fuerte fue el de los cantos colectivos por parte de los protestantes, dirigidos directamente a quienes ocupan la Casa Blanca.

La gente lleva carteles durante una protesta frente a la Casa Blanca el 10 de mayo.

Washington Post foto por Jabin Botsford.

La gente lleva carteles durante una protesta frente a la Casa Blanca el 10 de mayo.

“Verguenza. Verguenza”, cantaban mientras señalaban la Casa Blanca. “Lo estamos observando”, continuaban.

En un punto corearon el nombre Sally Yates, el antiguo fiscal general, llamándolo un “héroe americano”.

“Donald Trump se tiene que ir”, fue un refrán común en esta protesta, como lo ha sido en muchas de las protestas en contra de Trump que se han realizado en los últimos meses.

Jo Comeford, director de la campaña MoveOn.org, uno de los grupos detrás de la protesta del miércoles, dijo en un comunicado que el despido de Comey por parte de Trump ha generado una “crisis constitucional”. Michael Breen, presidente y jefe ejecutivo de la fundación sin fines de lucro Proyecto de Seguridad Nacional Truman, dijo que estos grupos coordinaron la protesta inmediatamente luego de escuchar acerca del despido de Comey.

“Mi organización no realiza muchas protestas. No soy un activista”, dijo Breed. “Pero sentimos que éste era un momento fuera de lo ordinario”.

Se está planeando otra protesta el 3 de junio cerca de la Casa Blanca para exigir más transparencia en las posibles relaciones entre Trump y Rusia. Y tal como ha sido el caso de muchas de las protestas de la era de Trump, la convocatoria para Marcha Por La Verdad comenzó por Twitter.

Jordan Uhl, un liberal residente de Washington que es activo en Twitter, dijo que notaba a usuarios de las redes sociales preguntando acerca de protestas para exigir al gobierno que conduzca una investigación “urgente e imparcial” acerca de las acusaciones de las supuestas vinculaciones de Rusia con la campaña de Trump y la interferencia en las elecciones presidenciales de 2016.