Quantcast
El Tiempo Latino
1:46 p.m. | 65° 5/24/2017

Policía: Debate sobre inmigración podría enfriar denuncias de delitos en comunidades hispanas


El jefe de la policía de Houston, Art Acevedo, dijo que las denuncias de crímenes violentos por parte de los hispanos tienen un efecto de enfriamiento.

Lindsey Bever | The Washington Post | 5/12/2017, 12:32 p.m.
Policía: Debate sobre inmigración podría enfriar denuncias de delitos en comunidades hispanas
Oficiales y agentes del Servicio de Inmigración y Aduana de los Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés) han usado durante años chaquetas y chalecos con el nombre “POLICE ICE” (Policías de ICE). Se identifican a sí mismos como oficiales policiales cuando llaman a las puertas en búsqueda de inmigrantes indocumentados. | democracynow.org

Los departamentos de policía desde California hasta Nueva Jersey han reportado una disminución de la denuncia de delitos en vecindarios predominantemente hispanos, lo que algunos funcionarios locales creen que podría estar relacionado con el apasionado debate migratorio de la nación.

La policía dice que el debate podría estar afectando su relación con las minorías, y están especialmente preocupados de que los inmigrantes indocumentados son más reticentes a involucrarse con la policía y denunciar los crímenes porque temen la deportación.

“Parece que se esconden cada vez más en las sombras, y parece que hay un efecto de enfriamiento en la denuncia de delitos violentos por miembros de la comunidad hispana”, dijo el jefe de la policía de Houston Art Acevedo.

Acevedo anunció recientemente que los nuevos datos muestran una disminución del 13 por ciento en los reportes sobre delitos violentos de hispanos en Houston durante los primeros tres meses de 2017 en comparación con los primeros tres meses de 2016. También muestra un aumento del 12 por ciento en la información de delitos violentos de no hispanos. Houston registró un descenso del 43 por ciento en el número de hispanos denunciando violación y agresión sexual, mientras que hubo un aumento del 8 por ciento en el número de no hispanos denunciando tales crímenes. También hubo una disminución de 12 por ciento en los informes de asalto agravado y una disminución de 12 por ciento en los informes de robo entre la población hispana, dijo el jefe de la policía.

La policía dice que el problema es doble: no sólo podría ser que los inmigrantes indocumentados están demasiado nerviosos de que denunciar los crímenes violentos se vuelva contra ellos, sino que también podrían estar menos dispuestos a denunciar los crímenes de los cuales son testigos.

“Sea cual sea la causa, no es bueno para la seguridad de todas las personas dentro de esta ciudad y dentro de esta región”, dijo Acevedo.

La preocupación sobre el reporte de delitos en las comunidades hispanas se produce meses después de que el presidente Donald Trump comenzó a esforzarse por acelerar la aplicación de la ley federal de inmigración, que incluye la firma de órdenes ejecutivas para construir un muro fronterizo con México, contratar más agentes para la Patrulla Fronteriza, crear más centros de detención y eliminar los fondos federales a las llamadas “ciudades santuario” que se niegan a respetar las leyes de inmigración estadounidenses. Las emociones sobre los asuntos de inmigración se calentaron durante el fin de semana, cuando el gobernador republicano de Texas, Greg Abbott, firmó el proyecto de ley 4 del Senado, que prohíbe las “ciudades santuario” en todo el estado.

Chuck Wexler, director ejecutivo del Foro Ejecutivo de Investigación de la Policía, dijo que aún es demasiado pronto para que algunas ciudades determinen qué impacto ha tenido el debate sobre inmigración, pero dijo que ha escuchado de varios jefes de policía que dicen que el “el temperamento nacional” sobre la inmigración ha hecho a los inmigrantes indocumentados reacios a denunciar los crímenes.