Quantcast
El Tiempo Latino
1:47 p.m. | 65° 5/24/2017

Baltimore es una ciudad definida por cuerpos sin vida


Hasta el pasado viernes, 124 personas habían sido asesinadas, llevando la tasa de homicidios de Baltimore a 20.2 por cada 100.000 habitantes, una de las más altas país.

Peter Hermann, Theresa Vargas | The Washington Post | 5/18/2017, 10:59 a.m.
Baltimore es una ciudad definida por cuerpos sin vida
Un hombre camina pasando una tienda de ropa a lo largo de West Baltimore Street, en Baltimore. | Salwan Georges/The Washington Post

“No pudimos estar allí para su padre, pero estábamos allí para ella”, dijo. La tenemos a salvo, la hemos cuidado, hemos tenido una muerte trágica en comparación con dos.

Ernest Solomon fue la persona 71 muerta en la ciudad.

El teniente Fontaine Smallwood, de 40 años, creció a dos millas de donde Ernest Solomon fue asesinado. Durante los disturbios de 2015, trató de contener a los saqueadores.

El teniente Fontaine Smallwood, de 40 años, creció a dos millas de donde Ernest Solomon fue asesinado. Durante los disturbios de 2015, trató de contener a los saqueadores.

“Peor que en Chicago”

Más allá de los otros números estaban dos boxeadores, una mujer embarazada, y el hijo de un policía muerto que fue asesinado a tiros una década después de que su padre murió de la misma manera.

Después de que el oficial Troy Chesley muriera fuera de servicio en 2007, Sheila Dixon, entonces alcalde designada de Baltimore, expresó su esperanza de que la muerte no amargara a sus hijos y declaró: "Tenemos que detener estos asesinatos sin sentido".

Después de que su hijo Trayvon Chesley, de 22 años, recibió un disparo en la cabeza en abril, un comandante de policía tuiteó casi en eco: "¡Los asesinatos sin sentido tienen que parar en NUESTRA ciudad!"

La víctima más vieja de este año tenía 79 años y la menor 16. Un hombre de 53 años recibió un disparo al oír un golpe en la ventana y mirar hacia fuera. A un hombre de 26 años le dispararon después de sentarse en una barbería para cortarse el pelo.

"La gente no se da cuenta de que es peor que Chicago", dijo Otis Rolley, ex director de planificación de Baltimore y candidato único a la alcaldía. Su sobrino de 23 años, Andrew Zachary, un ex marine, fue la persona número 15 asesinada en la ciudad este año. "Este hombre fue entrenado por el gobierno de Estados Unidos y tenía las habilidades para sobrevivir en una situación de combate en el extranjero, pero no pudo navegar por las calles de Baltimore, y eso es algo espeluznante y aterrador".

Baltimore ha luchado durante mucho tiempo con la violencia y una relación tensa entre su fuerza policial y muchos residentes afroamericanos. Pasó una década con 300 o más asesinatos cada año en la década de 1990 antes de que los números finalmente comenzaron a caer en 2000.

Pero la tasa de homicidios alcanzó un máximo en 2015, el mismo año en que Freddie Gray falleció bajo custodia policial y la ciudad estalló en disturbios civiles. Ese año, Baltimore tuvo 344 homicidios, el más mortal por habitante en la historia de la ciudad. El año siguiente, marcó su segundo más alto, con 318 muertes.

Este año, está en camino de batir ambos récords y superar todas las otras grandes ciudades de Estados Unidos. Los 124 asesinatos en Baltimore, con una población de 614.000, elevan la tasa de homicidios a 20.2 por cada 100.000 habitantes. Comparativamente, Washington, D.C., con 681.000 personas, ha tenido 41 asesinatos en lo que va del año, para una tasa de 6 muertes por cada 100.000 habitantes.

Mientras tanto, la policía de Baltimore se ha reducido en los últimos años, de 2.900 oficiales a 2.700. Washington tiene 3.800.

"No te rindas en Baltimore", dijo la alcaldesa Catherine Pugh a los oficiales reunidos para una llamada telefónica en la estación de policía del Distrito Sur la semana pasada.