Quantcast
El Tiempo Latino
3:52 a.m. | 73° 9/25/2017

Detenciones de inmigrantes aumentan bajo la administración de Trump


Las detenciones de inmigrantes sin antecedentes penales se duplicaron a casi 11.000.

Maria Sacchetti | The Washington Post | 5/18/2017, 10:37 a.m.
Detenciones de inmigrantes aumentan bajo la administración de Trump
Arresto de un pandillero en Carrollton, Texas, en el marco de una operación de seis semanas en las que se detuvieron más de 1.400 pandilleros en Estados Unidos, la mayor operación desarrollada hasta ahora por la unidad de investigación del DHS. | EFE/Charles Reed

Agentes federales de inmigración están arrestando a más de 400 inmigrantes al día, un salto notable desde el año pasado que refleja el cumplimiento de una de las promesas de campaña más importantes del presidente Donald Trump.

En los primeros 100 días de gobierno de Trump, la Agencia de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés) detuvo a 41.318 inmigrantes, un 37,6 por ciento más que en el mismo período del año pasado, informó la agencia el miércoles. Casi tres de cada cuatro de los detenidos tienen antecedentes penales, incluidos miembros de pandillas y fugitivos buscados por asesinato. Sin embargo, el mayor aumento de lejos es entre los inmigrantes sin antecedentes penales.

"Esta administración está implementando plenamente su agenda de deportación masiva", dijo Gregory Chen, director de relaciones gubernamentales de la Asociación Americana de Abogados de Inmigración (American Immigration Lawyers Association). "Van detrás de gente que ha vivido aquí por mucho tiempo".

El anuncio de ICE mostró una de las pocas victorias de la administración Trump en inmigración este año, después de que jueces federales detuvieron parte de veto migratorio para viajeros y la campaña contra las ciudades santuario, y el rechazo del Congreso a sus pedidos iniciales para financiar un muro fronterizo.

Los defensores de los inmigrantes indocumentados dicen que las cifras aumentarán los temores de los residentes que han estado aquí por mucho tiempo, por lo demás respetuosos de la ley, que se sentían protegidos de la deportación bajo la administración de Obama.

Días después de que Trump asumiera el cargo, emitió una orden ejecutiva que dejó en claro que cualquier persona en los Estados Unidos ilegalmente podría ser deportada y terminó con la política del ex presidente Barack Obama de conceder con frecuencia suspensiones de deportación a inmigrantes indocumentados sin antecedentes penales o hijos nacidos en Estados Unidos.

El director interino del ICE Thomas Homan dijo que las estadísticas publicadas el miércoles muestran que los agentes aún dan prioridad a aquellas personas que violan la ley: 30.473 delincuentes fueron arrestados del 22 de enero al 29 de abril, un aumento del 18 por ciento respecto al mismo período de 2016.

Al mismo tiempo, las detenciones de inmigrantes sin antecedentes penales se duplicaron a casi 11.000, la categoría de más rápido crecimiento.

“¿El número de arrestos de personas que no son criminales y las deportaciones aumentarán este año?”, Dijo Homan. “Eso es hacer cumplir las leyes que están en los libros”.

Lo que es menos claro es lo que está sucediendo a los inmigrantes que están siendo detenidos.

En general, las deportaciones han caído alrededor del 12 por ciento este año, a cerca de 56.315 personas, lo que Homan atribuyó a un severo atraso en los tribunales federales de inmigración. También dijo que puede tomar más tiempo para deportar a los criminales que aquellos sin antecedentes penales, porque los de la primera categoría pueden tener procedimientos judiciales adicionales. Trump ha pedido jueces de inmigración adicionales y nuevos espacios de detención para acelerar las deportaciones.