Quantcast
El Tiempo Latino
1:02 p.m. | 51° 11/19/2017

Los tentáculos de Nervis Villalobos y Alex Saab


Creadores de las fortunas de los bolichicos de la electricidad y del hambre.

Redacción | 11/1/2017, 6 a.m.
Los tentáculos de Nervis Villalobos y Alex Saab

Desde las fiscalías de Nueva York y Houston, junto al apoyo de la fiscalía del sur de la Florida e investigaciones realizadas por medios de comunicación y autoridades de inteligencia en España, Colombia y Panamá, hay dos consultores que coinciden en sus modus operandi.

El primero, Nervis Villalobos Cardenas, ex Viceministro de Electricidad quien luego paso a ser consultor privado intermediario de manejo de fondos de empresas del Estado en bancos europeos como Espirito Santo, Banca Privada de Andorra, Banco Madrid, y otras dos instituciones de banca privada en Suiza, para luego especializarse en gestionar que algunos organismos del estado contrataran a sus clientes. La Comisión de Prevención de Blanqueo de Capitales e Infracciones Monetarias en España denunció que las comisiones o fees recibidos por Villalobos a cambio de contratos entregados empresas Duro Filguera no eran justificables, y eran irregulares. Según el periodista Casto Ocando desde Miami, Villalobos decidió colaborar con las autoridades norteamericanas.

photo

Nervis Villalobos

Los montos recibidos han sido claramente expuestos en los medios de comunicación en España. Otra de las empresas beneficiadas de los controversiales contratos gestionados por Villalobos es Derwick Associates, firma que ha sido enfoque de investigaciones por parte de autoridades financieras y de justicia en Estados Unidos por su vertiginoso crecimiento a raíz de la obtención de contratos importantes durante la emergencia eléctrica en Venezuela decretada por Hugo Chavez entre 2010 y 2013. A raíz de las investigaciones mencionadas y la información suministrada por uno de los socios de Derwick quien reside en Miami quien colabora con la agencia del FBI (Departamento de Justicia de USA) que investiga las denuncias de lavado de dinero y pagos de comisiones a funcionarios relacionados al gobierno de Venezuela, Estados Unidos pudo solicitar la extradición del receptor de los fondos Villalobos, y los funcionarios públicos del sector eléctrico en el momento de los contratos, Javier Alvarado y Luis Carlos de León. Villalobos y De Leon fueron detenidos en Madrid mientras que Alvarado no fue conseguido y es actualmente buscado en Europa y Suramérica.

El mapa que el Departamento del Tesoro en Washington ha desarrollado con respecto a la ruta del dinero de los contratos de la emergencia eléctrica incluyen bancos, intermediarios que se prestaron a recibir las transferencias de los entes públicos a través de un entramado de empresas offshore, asi como la adquisición de aviones, caballos, yates, haciendas y demás bienes para lavar la imagen a la hora de la entrega de fondos a terceros. Villalobos insiste en su inocencia, pero ahora tras rejas debe rendir cuentas ante las autoridades norteamericanas.

En el mismo orden de ideas y denuncias, pero en el sector alimentario, otro de los consultores mas investigados es el colombiano Alex Naim Saab Moran, quien no fue funcionario pero si bien relacionado con el actual presidente de Venezuela Nicolas Maduro. Alex Saab a través de su empresa Fondo Global pasó de ser un empresario beneficiado por importantes contratos de construcción en el Estado Vargas en Venezuela a convertirse en el magnate de los alimentos, en otra crisis, esta vez la crisis de desabastecimiento que vivía Venezuela entre los años 2013 y 2016. Con el mismo estilo de Villalobos, Saab Moran se encargó de crecer su fortuna gestionando para que el Gobierno de Maduro entregara los contratos de compra a su empresa y este a su vez nutriera a una serie de jóvenes venezolanos expertos en el lavado de fondos a través del arbitraje cambiario que se obtenía entre las tasas preferenciales otorgadas por el gobierno de Maduro y el mercado paralelo del que tanto se han beneficiado irracionalmente mientras las arcas del tesoro de Venezuela se vaciaban. Otra red de bolichicos nacía enriqueciéndose súbitamente.