Quantcast
El Tiempo Latino
6:23 a.m. | 33° 11/23/2017

Obamacare: 5 nuevas cosas que debes saber


Los siguientes son factores importantes que debes tener en cuenta si planeas inscribirse para cobertura en 2018 bajo la Ley de Cuidado de Salud Asequible (ACA)

Julie Rovner y Julie Appleby / Kaiser Health News | 11/1/2017, 2:38 p.m.
Obamacare: 5 nuevas cosas que debes saber

El período abierto de inscripción para las personas que compran su propio seguro de salud comienza el miércoles 1 de noviembre y termina el 15 de diciembre de 2017. Esta vez será seis semanas más corto que el año pasado, y éste es solo uno de los grandes cambios que los consumidores deben considerar. La administración Trump redujo el dinero para publicidad -por lo que la información oficial es escasa- y para los navegadores, que ayudan a las personas a inscribirse.

Los siguientes son cinco factores importantes que debes tener en cuenta si planeas inscribirse para cobertura en 2018 bajo la Ley de Cuidado de Salud Asequible (ACA).

1. La ley de salud NO ha sido derogada.

A pesar de los esfuerzos del presidente Donald Trump y del Congreso liderado por los republicanos, ACA sigue siendo la ley vigente.

Esto significa que, si no tienes un seguro a través de tu trabajo o de un programa del gobierno (como Medicaid, Medicare o CHIP), aún podrás obtener cobertura para un conjunto de beneficios integrales, tengas o no condiciones preexistentes. También significa que, si cumples con los requisitos de elegibilidad en base a lo que ganas, podrás obtener ayuda del gobierno federal para pagar tus primas y, posiblemente, para deducibles y otros gastos de bolsillo.

Estos subsidios de "reducción de costos compartidos" ayudan a mantener bajos los costos de bolsillo de las personas con ingresos inferiores al 250% del nivel federal de pobreza (un poco más de $30,000 al año para una persona). Y estarán disponibles a pesar de la decisión de Trump de evitar que el gobierno federal reembolse a las aseguradoras por estos descuentos requeridos. La mayoría de las compañías de seguros están compensando la diferencia aumentando las primas.

Mientras tanto, si recibes ayuda para pagar tu prima a través de créditos impositivos, es probable que no pagues mucho más por tu cobertura. Esto se debe a que a medida que las primas aumentan, también se incrementan los subsidios federales para solventarlas. (Más sobre esto a continuación).

2. El requisito de que la mayoría de las personas tengan seguro, y la mayoría de los empleadores lo ofrezcan, también sigue vigente.

De acuerdo con la ley, a la mayoría de los hogares que ganan lo suficiente como para deber impuestos federales se les exige tener un seguro de salud o pagar una multa (que se debe saldar al momento de hacer los impuestos). La multa por no tener seguro en 2017 (y 2018) es la cantidad que sea mayor: $695 o el 2.5% de los ingresos del contribuyente. Puedes reclamar una exención de la multa si demuestras que no puedes pagar por un seguro de salud ofrecido en su área.

El IRS ha dicho que comenzará a rechazar las declaraciones presentadas en 2018 que no indiquen si el contribuyente tuvo seguro de salud durante el año fiscal.

La mayoría de los empleadores más grandes (aquellos con 50 trabajadores o más a tiempo completo) también están obligados a ofrecer cobertura a sus trabajadores o pagar una multa. Esa cobertura debe ser integral y asequible.