Quantcast
El Tiempo Latino
7:18 p.m. | 47° 11/19/2017

Análisis: Los demócratas obtuvieron un muy necesitado impulso con abrumador triunfo en Virginia


No solo eligieron a un gobernador demócrata por el mayor margen en una generación, sino que también derrotaron a una gran cantidad de legisladores estatales republicanos.

Marc Fisher | The Washington Post | 11/8/2017, 10:47 a.m.
Análisis: Los demócratas obtuvieron un muy necesitado impulso con abrumador triunfo en Virginia
El demócrata Ralph Northam subió al escenario después de ganar la gobernación en Virginia. Northam saluda a sus seguidores en la Universidad George Mason en Fairfax. Muchos consideran que la carrera de Virginia es un presagio de lo que se puede esperar en las elecciones de mitad de período de 2018. | Michael Robinson Chavez — The Washington Post

Como un republicano moderado que durante mucho tiempo ha abogado por su partido para buscar apoyo de latinos e inmigrantes, Davis dijo el martes por la noche que con respecto a la confianza en su propia lógica, "estoy en un lugar mucho mejor esta noche". Los republicanos que, como Gillespie, alguna vez apoyaron una campaña más grande y luego se volcaron a una agenda de temas de Trump "serán juzgados por la última imagen que ven las personas", dijo Davis.

Davis dijo que los republicanos ahora deben darse cuenta de que la mitad de Virginia "es esencialmente Nueva Jersey y la gente de Trump no puede insistir en la rigidez ideológica. Los votantes de Trump siguen siendo importantes, pero no fueron suficientes para ganar aquí el año pasado, y ciertamente no "fueron suficiente esta noche. Nuestro partido está alienando a cada votante étnico, y si no tenemos cuidado, Virginia se convertirá en otra California, donde no importamos para nada".

Pero el martes por la noche no había señales de que el presidente o sus partidarios estuvieran ansiosos por cambiar de rumbo. "Ed Gillespie trabajó duro, pero no me abrazó a mi ni a lo que defiendo", tuiteó Trump después de que los resultados eran irreversibles. "Con la economía registrando cifras récord, seguiremos ganando, ¡incluso más que antes!"

El partidario de Trump, Ken Cuccinelli, ex fiscal general de Virginia, dijo que el Trumpismo está lejos de haber muerto, pero que su éxito electoral continuo depende completamente de la capacidad de los republicanos en el Congreso para lograr grandes victorias.

Gillespie "sufrió enormemente por el completo fracaso de los republicanos en Washington en hacer lo que dijeron que harían", dijo Cuccinelli. "Trump es Trump, no nos engañemos a nosotros mismos que va a hacer ningún cambio. Depende de los republicanos en el Congreso. Si no pueden entregar (resultados) a sus votantes, esos votantes simplemente no saldrán, y eso debería asustar al público de los republicanos en Washington".

Falta conexión

Incluso en medio de la noche de celebración, algunos demócratas temen que la victoria de Virginia oculte el hecho de que el partido aún no ha encontrado una forma de conectarse con los votantes entre las costas.

Stanley Greenberg, un veterano estratega de la campaña demócrata, dijo que Northam hizo una campaña "como Hillary Clinton. Son los republicanos los que hablan de la economía, no los demócratas". El énfasis de Northam en el éxito económico de Virginia bajo el gobierno del gobernador Terry McAuliffe, Demócrata, envió un mensaje alienante a los votantes de la clase trabajadora que viven más allá de los concurridos suburbios, dijo Greenberg.

"Las élites demócratas viven principalmente en áreas metropolitanas muy dinámicas, y no se despiertan ansiosas por el cambio", dijo Greenberg, que fue encuestador del presidente Bill Clinton y Al Gore y asesoró informalmente a la campaña de Hillary Clinton. "Si no le das a la gente la sensación de que vas a mejorar sus vidas económicamente ... entonces van a dar más importancia al argumento de Trump y Gillespie".