Quantcast
El Tiempo Latino
12:38 p.m. | 51° 11/17/2017

Dos demandas legales enfrentará la última versión del veto migratorio de Trump


El Departamento de Justicia apeló las recientes decisiones judiciales que impiden el cumplimiento de las restricciones de viaje revisadas.

Ann E. Marimow | The Washington Post | 11/9/2017, 1:41 p.m.
Dos demandas legales enfrentará la última versión del veto migratorio de Trump
La gente reaccionó al veto migratorio de Trump con carteles de bienvenida en algunos aeropuertos de Estados Unidos. A pesar de ello, muchos viajeros cambiaron sus planes para alejarse de las ciudades estadounidenses. | Astrid Riecken para el The Washington Post

WASHINGTON - La última versión de la prohibición de ingreso a Estados Unidos que firmó el presidente Donald Trump enfrentará un par de desafíos legales en el lapso de algunos días del próximo mes en los tribunales federales de apelación en los extremos costeros del país.

El Tribunal de Apelaciones para el 4º Circuito con sede en Richmond, Virginia, anunció esta semana que consideraría la tercera versión de la orden ejecutiva de Trump que restringe la entrada a EEUU con un pleno de jueces el 8 de diciembre. Estos argumentos se presentarán dos días después de que el Tribunal de apelaciones para el 9° Circuito escuche una demanda por separado contra el veto migratorio ante un panel de tres jueces en Seattle.

La tercera versión de la orden de Trump prohíbe a ciertos viajeros que son ciudadanos de Siria, Libia, Irán, Yemen, Chad, Somalia, Corea del Norte y Venezuela. La administración dijo que estas restricciones se produjeron después de una revisión exhaustiva en la que los funcionarios identificaron a ocho países que no estaban dispuestos o no podían proporcionar la información necesaria para investigar a quienes intentan viajar a los Estados Unidos.

Antes de que la política pudiera entrar en vigencia el mes pasado, un juez federal en Hawai suspendió la prohibición para varios inmigrantes y viajeros de todos los países menos Corea del Norte y Venezuela. El juez de distrito de Estados Unidos, Derrick K. Watson, dijo que el presidente probablemente se había excedido en su autoridad cuando se trata de establecer una política de inmigración.

La apelación en el 4° Circuito sigue una decisión más limitada que el mes pasado emitió un juez federal en Maryland. El juez de distrito de EEUU, Theodore D. Chuang, impidió que la administración aplicara la prohibición sólo a aquellos con estrechos vínculos familiares o profesionales con una persona o empresa en EEUU. Chuang dijo que a pesar de las revisiones, las propias palabras del presidente -en la campaña electoral y en Twitter- significaron que la política seguía siendo efectivamente una prohibición inconstitucional contra los musulmanes.

Ambos casos que se van escuchan en diciembre son los últimos desafíos a los intentos de la administración de prohibir la entrada al país que, según dicen, es necesaria para la seguridad nacional. Los funcionarios del gobierno reescribieron el veto migratorio después de que los jueces descubrieran que la prohibición era discriminada en función de la religión, en parte al apuntar a los viajeros de las naciones de mayoría musulmana.

Ambas cortes de apelación ya han fallado en contra de la administración en los demandas a la segunda versión del veto migratorio. El Tribunal Supremo, sin embargo, anuló las decisiones de los dos tribunales de apelación, lo que significa que los fallos ya no están en los libros como precedente.

Incluso con todas las revisiones, Chuang escribió el mes pasado que el gobierno no ofreció "evidencia, incluso en la forma de información clasificada presentada a la Corte, que muestre una amenaza terrorista basada en inteligencia que justifique la prohibición de nacionalidades enteras", y afirmó incluso que la nueva medida "en términos generales se parece a la descripción anterior del presidente Trump del veto a los musulmanes".

Los abogados del Departamento de Justicia dijeron en documentos judiciales que el fallo de Chuang "amenaza con inhabilitar al presidente de forma permanente para abordar los riesgos de seguridad nacional relacionados con la inmigración en los países que representan la mayor preocupación".

En el 4º Circuito, el tribunal anunció el lunes que pasaría nuevamente por alto el panel tradicional de tres jueces y que un grupo completo de jueces revisará la demanda. Dos jueces, J. Harvie Wilkinson III, nominado por Ronald Reagan, y Allyson K. Duncan, nominado por George W. Bush, no participarán. El yerno de Wilkinson, Jeffrey B. Wall, es un procurador general adjunto y argumentó sobre el caso del gobierno en mayo pasado. Duncan no explicó públicamente sobre su recusación.

En el 9° Circuito, el caso será escuchado el 6 de diciembre por un panel formado por tres jueces: Michael Daly Hawkins, Ronald M. Gould y Richard A. Péez, todos ellos nominados a la corte por Bill Clinton.


El periodista del Washington Post's Matt Zapotosky contribuyó con este reporte.

(Traducción El Tiempo Latino/El Planeta Media)