Quantcast
El Tiempo Latino
4:05 p.m. | 58° 10/18/2018

Red solidaria de médicos envía suministros a Puerto Rico


En Estados Unidos continental, una red de médicos ágiles y decididos se ha coordinado para brindar ayuda a sus colegas en Puerto Rico

Amy Martyn | Kaiser Health News | 11/16/2017, 6:03 p.m.
Red solidaria de médicos envía suministros a Puerto Rico
La doctora Dalian Caraballo de Miami ayuda a organizar el transporte de suministros. Médicos con los que había trabajado la contactaron para colaborar. | Cortesía de la doctora Dalian Caraballo

Cuando el huracán Harvey inundó Houston en agosto, la doctora Jennifer McQuade planeó donar calcetines a los afectados. En cambio, sorprendida por la falta de atención médica en un refugio cercano, la oncóloga se convirtió en la líder no oficial de un grupo de médicos y madres atendiendo emergencias en el Centro de Convenciones George R. Brown de la ciudad. Clasificó pacientes, pidió donaciones y reclutó más médicos.

Tuvo tanto éxito que McQuade y los demás voluntarios aún tenían 2.500 libras de suministros médicos cuando las autoridades federales se hicieron cargo del refugio de Houston una semana después. Entonces, cuando el huracán María devastó a Puerto Rico el pasado 20 de septiembre, dejando a los hospitales sin electricidad, suministros y drogas, el desafío fue encontrar un avión para entregar la preciosa carga a la isla.

"Pedir aviones es una locura", dijo la doctora Ashley Saucier, especialista en emergencias pediátricas en Baton Rouge, Louisiana, quien trabajó con McQuade durante la emergencia en Houston. Pero eso no la detuvo.

En Estados Unidos continental, una red de médicos ágiles y decididos se ha coordinado para brindar ayuda a sus colegas en Puerto Rico, llegando constantemente a clínicas antes incluso que la asistencia federal. Se basan en un sentido de solidaridad de la comunidad médica, las conexiones formadas a través de los huracanes en Houston y Florida, y usan aviones privados pertenecientes a corporaciones, equipos deportivos y donantes.

Para mediados de octubre, los médicos estiman que entregaron 40 toneladas de suministros.

A través de Facebook, Saucier se puso en contacto con Cajun Airlift, un grupo de pilotos de Louisiana que ofrecieron sus aviones para las víctimas de las inundaciones en Texas. Ellos transportaron algunos de los suministros.

Rick Shadyac, CEO del St. Jude's Hospital en Memphis, Tennessee, puso a Saucier en contacto con FedEx, que también tiene su sede en Memphis, para recoger más suministros excedentes que tenía McQuade en Houston y llevarlos a Puerto Rico.

Y a través de otro médico, McQuade conoció a Hilda y Greg Curran, una pareja que tiene familia en Puerto Rico y un jet que planeaban usar.

Cinco días después que María tocó tierra, los Curran entregaron 1.000 libras de suministros médicos —donaciones adicionales del Texas Children's Hospital o compradas a través de fondos recaudados por Saucier— al Centro Integral de Cáncer de la Universidad de Puerto Rico en San Juan.

Hospitales en Puerto Rico siguen teniendo problemas con la electricidad, y tienen muchas veces que depender de generadores. En muchas partes de la isla las clínicas quedaron en ruinas, desesperadas por suministros y medicamentos, incluyendo vacunas contra el tétanos y la gripe, antibióticos, insulina y medicamentos antiinflamatorios.

Muchos de los médicos que organizan la campaña de donación tienen familia en Puerto Rico, mientras que otros, incluyendo Saucier y McQuade, no tenían conexiones previas con el territorio estadounidense.

Saucier experimentó en primera línea una emergencia ante un desastre en agosto de 2016, cuando el sur de Louisiana sufrió inundaciones mortales. Poco después, formó una pequeña organización sin fines de lucro llamada Baton Rouge Emergency Aid Coalition, que recaudó fondos y organizó a médicos. Cuando Puerto Rico fue devastado por el huracán María, esa pequeña red se unió a algo mucho más grande, que creció orgánicamente y de boca en boca a medida que se conocía el tamaño de la emergencia médica en la isla.