Quantcast
El Tiempo Latino
11:00 a.m. | 44° 12/12/2017

De cómo Trump está construyendo un muro de burocracia


Al reducir la inmigración el país podría terminar con escasez de mano de obra y otros problemas laborales.

Maria Sacchetti, Nick Miroff | The Washington Post | 11/22/2017, 3:54 p.m.
De cómo Trump está construyendo un muro de burocracia
Defensores de DACA protestaron frente a la Casa Blanca cuando el presidente Trump suspendió el programa en octubre de 2017. | Matt McClain — The Washington Post

"Dentro de la administración hay una cantidad de actores clave que solo buscan una oportunidad, un programa ... todos los márgenes administrativos o regulatorios que tienen para restringir el ingreso a los Estados Unidos", dijo Linda Hartke, presidenta y directora ejecutiva del Servicio Luterano de Inmigración y Refugiados, que restablece a los refugiados.

Incluso cuando luchan contra las órdenes judiciales que buscan detener porciones de la agenda migratoria de Trump, Sessions, el asesor principal de la Casa Blanca Stephen Miller y otros actores clave están encontrando formas de reducir el sistema migratorio. Miller fue asistente de Sessions antes de que ambos se unieran al gobierno; en menos de un año, sus recetas de política migratorias han pasado del ámbito de las listas de deseos de los grupos de expertos a las órdenes ejecutivas de la Casa Blanca.

En octubre, la Casa Blanca -en un plan dirigido por Miller- dijo que había llevado a cabo una "revisión de arriba hacia abajo de todas las políticas migratorias" y encontró "lagunas peligrosas, leyes obsoletas y vulnerabilidades fácilmente explotadas en nuestro sistema migratorio, políticas actuales que están dañando a nuestro país y nuestras comunidades".

Trump ha respaldado la legislación del Partido Republicano (GOP, por sus siglas en inglés) de cortar a la mitad la inmigración legal anual, reduciendo el número de tarjetas de residencia (green cards) emitidas anualmente, desde aproximadamente 1 millón a 500.000. Se daría más peso a los inmigrantes con habilidades laborales, a diferencia de aquellos con familiares extendidos en los EE.UU.

El presidente redujo el número de refugiados que Estados Unidos está dispuesto a aceptar anualmente de 110.000 a 45.000, el nivel más bajo desde 1980, y ordenó la implementación de un sistema de "investigación exhaustiva" que consume mucho tiempo y que podría significar la cantidad de refugiados aceptados cada año será mucho más bajo En octubre, 1.242 refugiados llegaron a los EE.UU., frente a los 9.945 en octubre de 2016.

Trump también eliminó un programa más pequeño específicamente para refugiados que huyen de la violencia en América Central. El Pentágono, citando preocupaciones sobre la investigación, suspendió un programa de reclutamiento que ofrece a los extranjeros calificados una vía rápida hacia la ciudadanía si prestan el servicio militar.

Muzaffar Chishti, director del Instituto de Política Migratoria de la Facultad de Derecho de la Universidad de Nueva York, dijo que casi 350.000 de los recién llegados que ingresan legalmente a los EE.UU. cada año son cónyuges e hijos menores de ciudadanos estadounidenses y residentes permanentes. Ya que no se está considerando la posibilidad de impedir esas llegadas, dijo Chishti, el gobierno tendría que eliminar o restringir drásticamente casi todas las otras vías para reducir la cantidad anual de inmigrantes a 500.000.

Además de la decisión sobre los haitianos, el gobierno a principios de Noviembre se negó a renovar el Estatus de Protección Temporal, una forma de residencia provisional, para unos 2.500 nicaragüenses. El Departamento de Estado dice que las condiciones en Centroamérica y Haití que se han utilizado para justificar la protección durante dos décadas ya no requieren un aplazamiento. Las decisiones sobre más de 250.000 hondureños y salvadoreños con los permisos de residencia provisionales están pendientes.