0

D.C. establece un fondo de $10 millones para preservar el programa de vivienda asequible

El Departamento de Vivienda del Distrito espera tener el primer proyecto financiado entre enero y marzo de 2018.
El fondo de conservación, aprobado por el Consejo de D.C. para el año fiscal 2018, se suma a los $100 millones provenientes del dinero de los contribuyentes dedicados al Fondo Fiduciario de Producción de Vivienda del Distrito.

El fondo de conservación, aprobado por el Consejo de D.C. para el año fiscal 2018, se suma a los $100 millones provenientes del dinero de los contribuyentes dedicados al Fondo Fiduciario de Producción de Vivienda del Distrito. Jahi Chikwendiu — The Washington Post

El Departamento de Vivienda y Desarrollo Comunitario de D.C. (DVDC) tiene un fondo público-privado recientemente establecido de $10 millones dedicado a preservar el programa de vivienda asequible y está buscando un administrador de fondos para administrar el dinero.

El fondo de conservación, aprobado por el Consejo de D.C. para el año fiscal 2018, se suma a los $100 millones provenientes del dinero de los contribuyentes dedicados al Fondo Fiduciario de Producción de Vivienda del Distrito, la mayor fuente de dinero de la ciudad para fomentar el desarrollo de viviendas asequibles.

"Sabemos que las necesidades son grandiosas. . . sabemos dónde están en riesgo las propiedades", dijo Polly Donaldson, directora del DVDC. "Estamos trabajando para identificar de inmediato quiénes lo necesitan y que el administrador [de fondos] pueda comenzar inmediatamente con eso".

La meta del fondo de conservación, explicó Donaldson, es preservar, adquirir y rehabilitar el inventario existente de viviendas asequibles de la ciudad.

Según el DVDC, la ciudad perdió al menos 1.000 viviendas subsidiadas entre 2006 y 2014. Otras 1.750 unidades están en riesgo de perderse, de acuerdo con la Red de Preservación de D.C., un grupo de agencias gubernamentales y organizaciones comunitarias que trabajan para preservar el programa de vivienda asequible en la ciudad. Otras 13.700 unidades tienen subsidios que expirarán en 2020 y están en riesgo de que se pierdan.

"El fondo es un paso importante para evitar la desaparición de viviendas de bajo costo de D.C.", dijo Claire Zippel, analista de políticas de vivienda en el Instituto de Política Fiscal de D.C.

El nuevo fondo ayudará a aumentar la cantidad de fondos públicos disponibles, que ha sido la mayor restricción en la iniciativa de la ciudad para conservar el programa de viviendas asequibles, agregó.

"En los últimos años, ha habido mucha presión sobre el Fondo Fiduciario de Producción de Vivienda de D.C. para cumplir con el espectro completo de las necesidades de vivienda asequible que tiene la ciudad. . . así que es una gran noticia que ahora haya otra herramienta en la caja de herramientas del programa de viviendas asequibles de la ciudad", dijo Zippel.

Crear el fondo de preservación es una de las seis recomendaciones formuladas por la Fuerza de Trabajo de Conservación de la Vivienda creada por la Alcaldesa Muriel E. Bowser en 2015. Este grupo estableció la meta de preservar el 100 por ciento de las viviendas de alquiler asequibles del Distrito que cuentan con la asistencia federal y municipal. El establecimiento del fondo de preservación es parte de un enfoque múltiple para lograr ese objetivo.

También se incluyó en las recomendaciones la creación de una unidad de preservación encargada de identificar viviendas asequibles que corren el riesgo de perderse y de desplegar recursos para preservarlas. La unidad de preservación tendría acceso preferencial a dinero del fondo, según el informe final de la fuerza de ataque. El DVDC actualmente se encuentra en el proceso de contratar a alguien para dirigir la unidad.

Ejemplos exitosos

Al investigar fondos similares en todo el país, la fuerza de trabajo observó ejemplos exitosos en la ciudad de Nueva York, Los Ángeles, Denver, Seattle y el área de San Francisco. Descubrieron que todos los fondos comenzaron con una inversión inicial del gobierno, que se utilizó para apalancar la inversión privada.

San Francisco, por ejemplo, lanzó un fondo público-privado en febrero para preservar y producir viviendas asequibles en uno de los mercados inmobiliarios más caros de los Estados Unidos. Al igual que el fondo de preservación del Distrito, el Fondo de Aceleradores de Vivienda de San Francisco busca utilizar el financiamiento inicial de la ciudad para apalancar la inversión privada.

El objetivo en el Distrito es usar los $10 millones iniciales para aprovechar $30 millones adicionales en recursos privados o filantrópicos.

Pero el gobierno de D.C. ha sido culpado por la mala administración del Fondo Fiduciario de Producción de Viviendas, el programa de vivienda asequible más grande de la ciudad. En un informe de marzo, la Oficina del Auditor de D.C. encontró que millones de dólares en reembolsos de préstamos probablemente no fueron cobrados por los desarrolladores, y que muchos apartamentos de bajo costo en el programa están ocupados por inquilinos que pueden no ser elegibles por sus ingresos. El auditor también criticó al DVDC, que supervisa el fondo, por los registros "no confiables" relacionados con el fondo.

El DVDC ha establecido pautas generales con respecto a la estructura del nuevo fondo de conservación y los tipos de proyectos que financiará, pero los detalles sobre el diseño del fondo surgirán del proceso competitivo de solicitud.

"Queremos que el administrador del fondo tenga un sólido conocimiento del Distrito y desarrolle el fondo en relación con algunas de las características únicas del Distrito", incluidas las limitaciones geográficas de la ciudad, su alto costo de vida, su población en crecimiento y la superposición de las funciones estatales, locales y del condado, dijo Donaldson.

Donaldson said the department expects to finalize arrangements with one or more of the selected fund managers and to have the first project funded by the first quarter of 2018. The fund manager will report quarterly to DHCD.

Donaldson dijo que el departamento espera finalizar los arreglos con uno o más de los administradores de fondos seleccionados y tener el primer proyecto financiado para el primer trimestre de 2018. El administrador del fondo informará trimestralmente al DVDC.

An advantage of this kind of public-private fund is its flexibility, said Danilo Pelletiere, a senior policy adviser at DHCD.

Una ventaja de este tipo de fondo público-privado es su flexibilidad, dijo Danilo Pelletiere, asesor principal de políticas del Departamento de Vivienda.

"Un fondo como este puede moverse más rápido", lo que lo convierte en una herramienta apta para preservar viviendas asequibles en un mercado de bienes raíces que cambia rápidamente, dijo.

(Traducción El Tiempo Latino/El Planeta Media)