Quantcast
El Tiempo Latino
11:27 p.m. | 59° 10/19/2017

Venezuela exportó corrupción, narcotráfico y lavado de dinero hacia EEUU


Una ponencia con los periodistas Casto Ocando y Maibort Petit, se llevó a cabo en la sede de Freedom House, Washington DC

Ricardo Sánchez-Silva | 10/2/2017, 11:05 a.m.
Venezuela exportó corrupción, narcotráfico y lavado de dinero hacia EEUU
Ocando y Petit tienen años investigando temas vinculados con corrupción, narcotráfico y lavado de dinero desde USA | Ricardo Sánchez-Silva

Dos periodistas de investigación de larga trayectoria se unieron el miércoles 27 de septiembre en la sede de Freedom House Washington DC, para exponer los avances de sus trabajos en materia de corrupción, lavado de dinero y narcotráfico en Venezuela, así como sus lazos con el resto de la región.

Casto Ocando y Maibort Petit fueron los protagonistas del evento que se realizó en alianza con El Tiempo Latino para revelar datos, que dejan al descubierto el narcoestado que impera en Venezuela.

El narcoestado

Petit: El régimen venezolano usa notarías y registros para respaldar el lavado de dinero del narcotráfico y otros delitos

Petit: El régimen venezolano usa notarías y registros para respaldar el lavado de dinero del narcotráfico y otros delitos

Petit señaló que Venezuela se convirtió en un narcoestado ya que se ha consolidado una estructura que ostenta el poder político y tiene vinculaciones directas con los carteles de la droga e incluso, forman parte de ellos.

“He seguido uno de los casos de cerca, el de los narcosobrinos de la pareja presidencia (Efraín Campos Flores y Franqui Francisco Flores). Ellos mismos explicaron de forma directa cómo funciona el narcoestado. En una de las conversaciones que sostuvieron los acusados con uno de los informantes de la DEA, quedó registrada la composición directa de los carteles dentro del Estado. Hablaba Campos Flores de la facilidad para trasladar la droga, decía que hay un cartel principal con el cual no se mete nadie, tiene un poder absoluto por encima de las otras organizaciones, con vinculación política, que forman parte de una tajada menor e incluye funcionarios públicos de menor rango que pasan a convertirse en cómplices para que todo funcione”, relata la periodista.

Petit aseguró que los acusados en Nueva York por tratar de introducir un cargamento de 800 kilos de cocaína de alta pureza a EEUU, usaban la “Rampa 4” del Aeropuerto Internacional Simón Bolívar de Caracas, destinada al presidente de la República. Según las investigaciones el avión presidencial y otras aeronaves despegaron de este lugar cargados de droga hacia Centroamérica, con Honduras como destino principal.

El sistema completo está corrompido, pues la investigadora también habló de registros y notarías que forman parte de un mecanismo blindado que permite el lavado de dinero proveniente del narcotráfico, contrabando de oro y gasolina, entre otros delitos.

“Tengo evidencias de que tanto familiares de Tareck El Aissami (Vicepresidente de Venezuela) como de José Luis Merino (ex guerrillero salvadoreño del FMLN), poseen empresas que funcionan en USA”, las cuales formarían parte de la red de lavado de dinero. Según la comunicadora, las sanciones emitidas por el Departamento del Tesoro contra el alto funcionario y uno de sus testaferros, Samark López, solo destapan la punta del iceberg, pues aún en territorio estadounidense continúa funcionando una enorme red vinculada a El Aissami y otros personajes del régimen.

Carlos Ponce, director de Programas para Latinoamérica de Freedom House, respaldó las afirmaciones de Petit y aseguró que incluso hay personas vinculadas a esta red que se han convertido en ciudadanos y buscan atacar a quienes tocan los intereses de este enorme pulpo de corrupción, lavado de dinero y narcotráfico que se infiltró en EEUU, además de otros países de latinoamérica y Europa.

“Cada vez que se menciona a la gente - los nombres individuales-, uno recibe una carta, porque no solamente son los chavistas, son ellos más los financistas, dueños de algunos bancos y operadores de acá que cuando se sienten ofendidos demandan por difamación. Utilizan todo el sistema jurídico para perseguir a quienes los denuncian”, aseveró Ponce, quien fungió de moderador del evento.