Quantcast
El Tiempo Latino
12:59 p.m. | 51° 11/19/2017

Elizabeth Guzmán: En mi distrito, los latinos hemos sido perseguidos y demonizados


La candidata demócrata a la Casa de Delegados de Virginia centra su propuesta en el aumento del sueldo mínimo y ampliación de centros de educación temprana

Ricardo Sánchez-Silva | 10/31/2017, 5:17 p.m.
Elizabeth Guzmán: En mi distrito, los latinos hemos sido perseguidos y demonizados
Al llegar de Perú, Guzmán empezó desde abajo en Virginia, trabajando en un restaurante de comida rápida | Cortesía

Llegó de Perú a finales de los 90 con su hija de seis años para buscar un mejor futuro y progresar en los EEUU. El estado que escogió para vivir fue Virginia, pues allí tenía familiares que la ayudaron en sus inicios.

Superación

Durmiendo en un sofá con su niña, como muchos inmigrantes recién llegados, comenzó la historia de Elizabeth Guzmán, hoy día candidata demócrata por el Distrito 31 a la Casa de Delegados en representación del Condado Prince William y parte de Fauquier en Virginia. Aunque esta peruana de origen, traía su educación secundaria culminada, empezó trabajando en Wendy’s donde ganaba $4,75 por hora, el sueldo mínimo para entonces y pasó por otros trabajos con jornadas incluso de madrugada, para luego entender que la educación sería clave en su futuro.

Cuando quiso rentar un apartamento, la base de su ingreso después de impuestos, no le alcanzó, así que tuvo que vivir un tiempo en una pequeña habitación o como ella misma lo reconoce un “Walk In Closet”. En ese momento, le pedían ganar $400 semanales, así que decidió trabajar los fines semana en una tienda de ropa para completar sus ingresos y mejorar su lugar de vivienda.

“No tenía ni idea sobre cómo calificar para un mejor trabajo, así que uno de mis clientes, un día me trajo The Washington Post y me resaltó todos los puestos para recepcionista bilingüe. Entonces, me ayudó tipeando mi Resume, lo pasó por fax y encontré trabajo en una oficina de una agencia para cuidar ancianos en Viena. Ganaba $9 el sueldo mínimo, que era para mí lo máximo”, relata la candidata a El Tiempo Latino.

Con gran esfuerzo, Guzmán finalizó un Grado Asociado en Administración y Gerencia de Oficinas dentro del Northern Virginia Community College, lo que le permitió tener un mejor sueldo y mayores beneficios, pero sus metas no se detuvieron allí, pues después de casarse, con el apoyo de su madre y esposo, realizó su Bachillerato en Seguridad Pública con concentración en Homeland Security y posteriormente logró obtener dos títulos de maestrías.

Su progreso académico la hizo crecer profesionalmente. Llegó a trabajar en el gobierno de Fairfax y hoy día - ahora desde el gobierno de la ciudad de Alexandria - es la o Gerente de Administración de los programas que ayudan a ancianos y a personas necesitadas, con problemas de salud mental, abuso de alcohol y drogas. Esto fue posible gracias a los más recientes estudios superiores vinculados con trabajo social, que finalizó el año pasado.

Política y discriminación

“En mi distrito, los latinos hemos sido perseguidos y demonizados por un personaje llamado, Corey Stewart, actual presidente de la Junta de Supervisores del Condado de Prince William. Por muchos años ha tratado de hacernos lucir como criminales y gente que viene a dañar el país”, dice Guzmán.

A juicio de la demócrata, el político republicano llevó esa feroz política de discriminación y racismo desde su distrito hacia todo el condado cuando obtuvo el actual cargo. Basado en la ley 287 (G), los agentes policiales locales podían cuestionar el estatus migratorio de las personas y actuar como agentes de migración. Este no ha sido el único lugar de USA en el que se ha aplicado e incluso, con la llegada de Trump, se habla del renacimiento de esta política. Sin embargo, fue Tim Kaine, durante su gestión como gobernador de Virginia, quien presionó para lograr la derogación de esa legislación.