Quantcast
El Tiempo Latino
6:29 p.m. | 46° 12/17/2017

Diplomáticos estadounidenses sufrieron lesiones cerebrales en misterioso ataque en Cuba


La declaración de AFSA proporciona la más completa información que se haya hecho pública sobre la gama de síntomas sufridos por los estadounidenses.

Anne Gearan | The Washington Post | 9/1/2017, 4:20 p.m.
Diplomáticos estadounidenses sufrieron lesiones cerebrales en misterioso ataque en Cuba
Una mujer pasa por un mural en La Vieja Habana, Cuba en la mañana del 16 de agosto de 2015. | Sarah L. Voisin — The Washington Post

Los diplomáticos estadounidenses que prestaban servicios en Cuba sufrieron heridas incluyendo lesiones cerebrales traumáticas leves de misteriosos "ataques de acoso sónico", dijo el viernes el sindicato que representa a los funcionarios del Servicio Exterior estadounidense.

La Asociación Americana del Servicio Exterior (AFSA, por sus siglas en inglés) dijo que se reunió o habló con 10 víctimas desde que los problemas de salud salieron a la luz el mes pasado. Los problemas de salud datan de fines de 2016, pero sólo se revelaron cuando el Departamento de Estado dijo en agosto que había expulsado a dos diplomáticos cubanos como un reproche al gobierno cubano.

El Departamento de Estado no ha explicado por qué no hizo públicas las expulsiones cuando ocurrieron en mayo.

"La asociación alienta firmemente al Departamento de Estado y al Gobierno de Estados Unidos a que hagan todo lo posible para proporcionar atención adecuada a los afectados y a trabajar para asegurar que estos incidentes cesen y no se repitan", dijo el grupo.

El Departamento de Estado dijo el mes pasado que al menos 16 personas resultaron perjudicadas por un dispositivo sónico desconocido que dañó su audición y causó otros problemas de salud. Las lesiones ocurrieron mientras los estadounidenses servían en la embajada de Estados Unidos en La Habana y vivían en viviendas proporcionadas por el gobierno cubano.

La administración de Trump no ha culpado al gobierno cubano de perjudicar a los estadounidenses, pero dice que las expulsiones fueron una protesta del fracaso de Cuba en proteger a los diplomáticos como lo exige la Convención de Viena.

El gobierno cubano ha negado que haya perjudicado a los diplomáticos y está cooperando con una investigación del FBI, dijeron las autoridades.

La declaración de la asociación proporciona la más completa información que se haya hecho pública sobre la gama de síntomas sufridos por los estadounidenses, ninguno de los cuales ha hablado públicamente.

"Los diagnósticos incluyen lesión cerebral traumática leve y pérdida auditiva permanente, con síntomas adicionales como pérdida de equilibrio, dolores de cabeza severos, alteración cognitiva e inflamación cerebral", dijo AFSA.

CBS había reportado muchos de esos diagnósticos basados en los registros médicos que obtuvo, pero el Departamento de Estado no confirmó la información. El Departamento de Estado al principio sólo dijo que los estadounidenses sufrieron "síntomas" que no comprometían la vida. El secretario de Estado Rex Tillerson confirmó más tarde que el daño auditivo estaba entre los efectos.

La declaración de AFSA es la primera indicación de que, al menos para algunos, la pérdida auditiva es probable que sea permanente.

La vigilancia intensa de los diplomáticos estadounidenses en Cuba es rutinaria, y el acoso de bajo nivel, como el vandalismo de hogares y autos solía ser común. Pero informes de que los diplomáticos sufrían daños físicos eran raros.

Funcionarios estadounidenses que trabajaban en La Habana dijeron que el pequeño hostigamiento se había desacelerado en los últimos años, incluso antes de que el presidente Barack Obama anunciara en 2014 que restablecería relaciones diplomáticas con Cuba después de décadas de distanciamiento.

(Traducción El Tiempo Latino/El Planeta Media)