Quantcast
El Tiempo Latino
4:18 p.m. | 52° 11/17/2017

Gobierno de El Salvador no apoya protestas en DC fuera de la ley


El Canciller del país centroamericano introdujo una carta ante el Departamento de Seguridad de EEUU para solicitar la extensión del TPS

Ricardo Sanchez Silva - @RicardoLoDice - ESPECIAL PARA EL TIEMPO LATINO | 9/1/2017, noon
Gobierno de El Salvador no apoya protestas en DC fuera de la ley

El Canciller de El Salvador, Hugo Martínez, dejó por fuera la posibilidad de apoyar la radicalización de la protesta por parte de varios grupos pro inmigrantes en EEUU, que han iniciado una fase de desobediencia civil para defender la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) y el Estatus de Protección Temporal (TPS).

Diplomacia

El Tiempo Latino increpó al funcionario sobre la posición del gobierno de su país con respecto a las recientes acciones de protestas que llevaron a cabo las organizaciones pro inmigrantes CASA y United We Dream, frente a la Casa Blanca, en las que 25 líderes comunitarios y políticos fueron detenidos tras declararse en resistencia, por defender la protección legal de los beneficiarios de ambos programas.

“Nosotros siempre hemos dicho que tanto EEUU como El Salvador, somos Estados de Derecho.

Por supuesto, que en ambos países está la posibilidad de expresar las opiniones y manifestar pacíficamente, pero siempre en el marco del respeto a las leyes. Comprendemos y acompañamos todos aquellos deseos y peticiones por los derechos de la comunidad migrante, pero desde nuestra posición como gobierno”, dijo Martínez.

Las declaraciones fueron ofrecidas en el marco de una visita de trabajo del alto funcionario al Departamento de Seguridad de EEUU (DHS), al cual entregó una carta para solicitar a las autoridades la extensión del TPS a los salvadoreños, que vence el próximo 8 de marzo.

Sobre la posición del Canciller, Gustavo Torres, presidente de CASA, aseguró que como organizaciones locales están en todo el derecho de consumar las distintas vías de protestas para proteger a los inmigrantes. “Respetamos la posición de los representantes del gobierno de El Salvador. Ellos son un gobierno extranjero y como tal tienen su rol que mantener. Nosotros, en cambio, somos una organización comunitaria representando los intereses de los salvadoreños en este país, y como tal, ejercemos nuestro derecho a usar todas las formas de expresión democráticas que estén al alcance dentro de la ley para que los inmigrantes que han decidido quedarse en este país tengan una vida digna y justa”, declaró.

Incluso, al consultarle a la Embajadora de El Salvador, Claudia Canjura, sobre su posición como máxima autoridad permanente en Washington, DC, en relación a la lucha no violenta que emprende en las calles de DC la población beneficiaria de TPS, su equipo de trabajo se negó a que diera declaraciones al respecto y su intervención a este medio fue interrumpida.

Cambio de discurso

Esta posición diplomática se produce después de que a finales de julio el presidente Salvador Sánchez Cerén arremetiera contra la administración de Donald Trump al decir públicamente en su programa Casa Abierta, que era un “fuerte error” del republicano querer insinuar que todos los salvadoreños formaban parte de bandas criminales.

“Con la llegada del nuevo gobierno de Estados Unidos se nos han presentado nuevos desafíos, especialmente con los migrantes. Me decía el señor Canciller (Hugo Martínez) que con las últimas declaraciones (de Trump), se quiere victimizar a todos los salvadoreños migrantes; creo que eso es un fuerte error”, sentenció el presidente para entonces.