Quantcast
El Tiempo Latino
1:28 p.m. | 45° 11/23/2017

Análisis: No hay evidencia de que los “soñadores” le quitan el trabajo a negros e hispanos


Horas después de que Trump desmanteló DACA, Sarah Huckabee Sanders volvió a hacer esta afirmación.

Tracy Jan | The Washington Post | 9/7/2017, 11:43 a.m.
Análisis: No hay evidencia de que los “soñadores” le quitan el trabajo a negros e hispanos

Es un punto de conversación de larga data que los miembros de la administración de Trump y el propio presidente dicen: Los inmigrantes indocumentados están quitando sus empleos a los negros e hispano-americanos.

Horas después de que el presidente Donald Trump desmantelara un programa de la era Obama que había concedido permiso a 800.000 jóvenes inmigrantes indocumentados para que vivieran y trabajaran en Estados Unidos, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders volvió a hacer esta afirmación.

"Es un hecho conocido que hay más de 4 millones de estadounidenses desempleados en el mismo grupo de edad que los que son receptores del programa Acción Diferida para Llegadas durante la Niñez (DACA, por sus siglas en inglés), que más de 950.000 de ellos son afroamericanos en el mismo grupo de edad, más de 870.000 desempleados hispanos en el mismo grupo de edad ", dijo Sanders durante la conferencia de prensa del martes. "Son grupos grandes de personas que están desempleadas y que podrían tener esos empleos".

Aquí está el problema: los inmigrantes y los trabajadores nacidos en EE.UU. son sustitutos imperfectos. No hay pruebas de que los estadounidenses desempleados, ya sean negros, blancos o hispanos, cuenten con las habilidades necesarias para ocupar los mismos puestos que ostentan los jóvenes beneficiarios del programa DACA, que estuvo vigente por cinco años.

"Una cosa es decir que hay cientos de miles de minorías de la misma edad que están desempleados, y una cosa muy diferente para ellos es tener la misma educación, habilidades y experiencia que los trabajadores DACA empleados", dijo Douglas Holtz-Eakin, presidente del American Action Forum y ex asesor en política económica de la campaña presidencial del Senador John McCain, republicano por Arizona.

"Y si lo hacen", agregó, "se plantea la pregunta de por qué no obtienen esos puestos de trabajo en primer lugar."

Contrario a la afirmación de Sanders, Holtz-Eakin dijo que DACA mejora las perspectivas económicas para los trabajadores poco calificados, nacidos en EE.UU. Sin permisos de trabajo, los inmigrantes indocumentados son más propensos a tomar cualquier trabajo que puedan, incluso un trabajo que está muy por debajo de sus habilidades o educación. DACA, por otra parte, permite a esos trabajadores moverse a empleos que se ajusten mejor a su experiencia, liberando posiciones poco calificadas.

No hay pruebas convincentes de que la inmigración - legal o ilegal - "saque del mercado a los trabajadores nativos de manera sistemática", dijo Holtz-Eakin. "Hemos experimentado oleadas de inmigración y todavía, en promedio, hemos alcanzado el pleno empleo".

El número de empleos en EE.UU no es fijo. Una afluencia de trabajadores inmigrantes genera crecimiento económico y oportunidades de empleo al aumentar la productividad, dijo Jackie Varas, director de política de inmigración y comercio del American Action Forum.

"Muchos receptores de DACA también son más capacitados que otros inmigrantes porque poseen una educación universitaria, por lo que no compiten con los estadounidenses poco calificados", dijo Varas.

Además, dijo Darrick Hamilton, profesor de economía y política urbana en The New School, los negros y los latinos quieren tener acceso a empleos de calidad, no sólo a puestos de trabajo en el fondo del mercado de trabajo.